Deportes

Entre la nostalgia y la felicidad: así pasa la mamá de Luis Paradela lejos de sus hijos

Doña Maricel Díaz está feliz porque sus retoños están cumpliendo sus sueños

escuchar audio Escuchar este artículo
Maricel Díaz, mamá de Luis Paradela. Cortesía.

Doña Maricel Díaz, mamá de los jugadores cubanos Luis Javier y José Carlos Paradela, tiene sentimientos encontrados, al ver que sus muchachos están tan lejos de su tierra natal.

Luis Javier se convirtió en legionario en el 2019 y en el 2020 llegó al país y en la actualidad es uno de los jugadores favoritos por la afición del Saprissa, mientras que el 5 de setiembre pasado se anunció la llegada de José Carlos, el hermano menor del delantero del Sapri al fútbol de Costa Rica.

Por un lado dice que los extraña muchísimo, pero por el otro está contenta de ver que se están realizando como profesionales fuera de la isla, un salto que pocos futbolistas caribeños logran dar.

“Aquí estoy tranquila, extranándolos, pero poco a poco me voy adaptando. Poco a poco me había acostumbrado a saber que Luis Javier estaba lejos”.

“En el caso de José Carlos, a veces él se iba a pasar unos días a la casa de su novia, en Calimete, en donde ellos se criaron, entonces ya también me iba acostumbrando a que no estuviera conmigo”, dijo doña Maricel, quien vive en Cárdenas, una localidad del occidente cubano.

José Carlos Paradela, hermano de Luis Paradela jugará en Costa Rica. Prensa SG.

No se siente sola

Para no quedarse solita en casa, doña Maricel acompaña a su pareja a su lugar de trabajo y también aprovecha el tiempo para dedicarse a las cosas de la casa.

“Tengo familia en Calimete y dos hermanas viven en La Habana, por lo que no tengo familiares tan cerca”.

“Ahora casi siempre acompaño a mi esposo Amaury a su trabajo o sino me quedo en la casa, cocinando, porque eso demanda tiempo”, contó.

La orgullosa mamá cuenta que se comunica constantemente con sus hijos y pese a lo que algunos podrían pensar, no se siente solita.

“Un día fui a Calimete y me dijeron ‘te quedaste sola´, pero yo no lo veo así, porque gracias a Dios tengo una pareja estable, estoy muy bien con mi esposo y lo más importante, siento una gran satisfacción el saber que mis hijos han logrado lo que muy pocos pueden alcanzar en Cuba”.

“Para nadie es un secreto que cuesta salir de acá y crecer como futbolistas y ahora, ambos tienen que poner empeño, ser muy disciplinados y afortunadamente José es un niño muy responsable, obediente y con un carácter dócil, me siento muy feliz y agradecida”, afirmó.

El delantero del Saprissa le dice a su mamá que la experiencia le ayudará montones a su hermano, quien cree que debe irse abriendo camino solito, sin que en algún momento lleguen a compararlo con él.

“Luis Javier está feliz porque el hermano está ahí y luego de intentarlo lograron verse la semana pasada, porque ambos son profesionales y pasan ocupados”.

“Las personas que saben de fútbol dicen que se parecen mucho en sus características dentro de la cancha, pero José es más alto, igual los dos son muy disciplinados, cumplen con rigor las letras”, comentó.

Doña Maricel no escondió que le gustaría vivir en el país con sus muchachos. Hace unos días, previo al clásico contra Alajuelense, Luis Javier dijo que le gustaría tener completa a su familia en el país.

“Claro que me gustaría estar con ellos allá, hemos conversado este tema. Otra cosa que anhelo es poder ver a mis hijos jugar en Costa Rica y que ojalá en algún momento se enfrentaran”, añadió.

Parecidos

La señora no ve tan parecidos físicamente a sus hijos, pero le sorprendió que a los hermanos les digan que entre ellos se parecen.

“Dice José Carlos que cuando iba para Costa Rica tuvo que hacer escala en Panamá y allí todo el mundo le preguntaba si era hermano de Paradela, y cuando estaba en el aeropuerto Juan Santamaría también los veían muy parecidos”, dijo entre risas.

Desde la isla, doña Maricel confesó que no ha tenido el placer de conocer a la pareja de Luis Javier, Yennifer Herrera, pero a la distancia le agradece el apoyo y el amor que siente por el atacante.

“Ella vive en El Salvador, no la conozco personalmente, pero sé que es muy humilde y que quiere mucho a mi hijo. Ella ya pudo verlo en Costa Rica y estaba muy emocionada por visitarlo”, destacó.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.