Andrés Mora.3 junio

Los últimos dos años y medio en la vida de Erick Marín se han desarrollado entre balones de fútbol y hospitales, debido a un cáncer que se niega a dejar su cuerpo.

Este lunes el defensor iniciará su proceso de quimioterapia, por lo que su familia está pidiendo no solo ayuda económica, sino también oraciones.

"Erick está bien, ha estado bien, con muchas visitas, pero ya se las restringieron, mañana (hoy lunes) empieza con el tratamiento, son dos meses en eso esperando saber cómo le va con esa quimioterapia, confiando en Dios que salga bien y Él tenga la última palabra.

“De ánimo está pura vida, las visitas le han ayudado. Imagínese que lo visiten jugadores de la selección, el mismo profe (Gustavo) Matosas, conocidos y amigos lo tienen motivado. Pero tampoco uno deja de asustarse y preocuparse, porque es un procedimientos más complicado”, comentó su hermano Miguel.

La última mala noticia llegó el lunes 20 de mayo, justo un día antes se había visto pura vida celebrando, junto a su hermano Miguel, el título de tercera división de Barrio Mexico en Pavas. foto Alonso Tenorio
La última mala noticia llegó el lunes 20 de mayo, justo un día antes se había visto pura vida celebrando, junto a su hermano Miguel, el título de tercera división de Barrio Mexico en Pavas. foto Alonso Tenorio

Desde el 2017 el futbolista ha tenido que batallar fuera de las canchas con esta enfermedad. Se ha defendido con dientes apretados, al igual que cuando tenía que despejar la pecosa en un terreno de juego.

" La noticia aturde al saber que había completado un proceso de un año y ahora toca volver a empezar", Erick Marín

El primer año enfrentó la enfermedad en silencio, pero después no pudo esconderlo y a pesar del duro momento, Erick ha logrado unir a gran parte de la familia del fútbol, incluida la afición, que se han solidarizado con él y le mandan buenas vibras.

Su vida cambió en enero del 2017, cuando enfrentó como los grandes, y apoyado por su familia, el cáncer de testículo que le diagnosticaron. En ese momento el jugador prefirió mantener en secreto lo que estaba viviendo, porque consideró que no iba a ser necesario retirarse de las canchas.

Prácticamente todo el equipo de Guada se rapó para solidarizarse con su compa. Foto: Archivo GN
Prácticamente todo el equipo de Guada se rapó para solidarizarse con su compa. Foto: Archivo GN

Fue curiosa la forma en la que se dio cuenta de la enfermedad que padecía, ya que recibió un golpe en testículo durante una mejenga y se le inflamó. Ese golpe hizo que el tumor se le encapsulara y entonces decidieron operarlo para sacarlo todo y tuvieron que ponerle quimioterapia.

En aquel momento el defensor formaba parte de Limón F.C., de donde salió para jugar con Guadalupe en la temporada 2017-2018, cuando ya estaba con toda la pata.

en partido de la Jornada 22, del Torneo de Apertura 201 Erick Marín estuvo con los suplentes de Guadalupe. Foto: Rafael Pacheco
en partido de la Jornada 22, del Torneo de Apertura 201 Erick Marín estuvo con los suplentes de Guadalupe. Foto: Rafael Pacheco

Con Guada fue no de los más regulares en esa campaña, ya que registró 3.430 (más de 38 partidos completos jugados) en una temporada que tiene 3.960 disponibles para jugar; solo se ausentó en cinco juegos.

Volvió el malestar

Justamente mientras defendía los colores del cuadro guadalupano, el domingo 29 de julio del 2018, Marín decidió hacer pública su enfermedad en una conferencia del prensa.

Cifra: 3 veces ha tenido que recibir la noticia del cáncer.

La razón por la que decidió comentarle al mundo su situación fue porque en un examen de rutina se le encontraron ganglios que lo obligaron a someterse a un tratamiento de nuevo.

"Seguí con tratamientos y tras las resonancias y los ultrasonidos salieron dos manchas en mi pecho. Había tres ganglios que tenían que sacar, sacaron dos y el tercero se desmoronaba, por lo que me van a dar quimioterapia preventiva”, contó en ese momento.

En este momento fueron los más importantes cinco minutos de juego que ha tenido Marín. Foto: Rafael Pacheco
En este momento fueron los más importantes cinco minutos de juego que ha tenido Marín. Foto: Rafael Pacheco

La noticia impactó al fútbol nacional, fue justo antes de un encuentro entre Guadalupe y Herediano en el Estadio Joaquín “Colleya” Fonseca.

“En el momento en que me lo dijeron fue muy doloroso, pues ya había salido de un problema así. He estado luchando junto a mi familia. Más que nada en lo anímico, ya que la noticia aturde al saber que había completado un proceso de un año y ahora tocaba volver a empezar.

“Sé que es complicado, pero esta vez las posibilidades son buenas porque se trató a tiempo. Me van a poner una quimioterapia preventiva. Es difícil porque me duele estar fuera de las canchas, pero tengo el apoyo de mis compañeros”, explicó Marín, en aquel entonces.

El #FuerzaErick se empezó a mover, mensajes, oraciones y buenos deseos iban de un lado para otro en apoyo del jugador.

Sin dejar de pensar en el fútbol, y forzado a cambiar los balones por los hospitales, Marín empezó con su tratamiento de nuevo.

El 7 de octubre del 2018 le pusieron la última dosis de quimioterapia y regresó a un estadio de fútbol el jueves 18 de ese mes. Volvió, sin cabello, al Colleya para ver en acción a su querido cuadro guadalupano, en esa ocasión perdieron 2-0 ante Saprissa.

“Esta vez fue más agresiva, fueron dos meses y medio donde pasaba una semana en el hospital internado y después tenía quince días fuera (en la casa)”, contó el valiente futbolista.

Erick siempre con gran actitud. Fotografía José Cordero
Erick siempre con gran actitud. Fotografía José Cordero

“Siempre debía ir los miércoles a recibir un refuerzo. Fue muy agresivo porque mientras salía el domingo, ya el miércoles debía ir por el refuerzo y así”, señaló.

Uno de los gestos más lindos del proceso, lo protagonizó su novia María del Mar Aguilar, quien se cortó el cabello en señal de apoyo a su pareja.

Gran momento

El 11 de noviembre de ese año se vivió un momento superespecial en la gramilla del estadio guadalupano, ya que Erick estaba de vuelta. Jugó cinco minutos en el duelo ante Alajuelense.

Su regreso fue muy emotivo, ya que los compañeros y la afición presente se emocionaron mucho al verlo entrar a la cancha, todos sabían lo que eso significaba para él y todo lo que tuvo que pasar para regresar.

“Fue algo que esperaba y deseaba, Sentí cosas muy lindas”, señaló cuando sonó el pitazo final. Era el último juego del campeonato y Geiner Segura lo incluyó en la convocatoria.

“Gracias a Dios se cumplió uno de los sueños que tenía cuando inicié la quimioterapia, que era volver a jugar”, indicó.

Otro golpe

Parecía que todo andaba muy bien, especialmente cuando hace quince días Erick acompañó a su hermano Miguel para ver la final del fútbol aficionado entre Barrio México y San Luis de Puntarenas.

Incluso celebraron el ascenso del cuadro de la franja roja a la Liga de Ascenso.

Pero un día después regresaron las malas noticias, ya que a Erick lo llamaron del hospital. Por tercera vez le dieron la noticia de que tenía cáncer.

“Sí, le volvió (cáncer). Le están haciendo exámenes en el hospital para ver cómo está el cuerpo y la situación de la enfermedad para luego someterlo a tratamiento, que ahora será más fuerte", informó su hermano Miguel Marín.

Pese a eso, antes del Clausura 2019, Marín comunicó a los medios que abandonaba el fútbol, porque en ese momento las células malignas aparecieron otra vez en su estómago, así como en los ganglios linfáticos.

Erick y su familia desean hablar poco del tema y confían en salir nuevamente de esta. Él permanece internado en el Hospital México.

Llegó un ángel

Erick se quedó sin seguro porque ya no pertenece a Guadalupe, pero en ese difícil momento apareció un ángel personificado en Jafet Soto, el técnico del Herediano.

“En Guadalupe le dieron la espalda cuando le dieron el alta médica. Tengo entendido que primero lo sacaron del equipo y luego lo volvieron a meter por presión de ASOJUPRO, por eso hoy valoro más que nunca lo que está haciendo Jafet (Soto)”, dijo Miguel a La Teja.

08/05/2019, Alajuela, San Carlos, Estadio Carlos Ugalde, partido de la semifinal de vuelta del torneo de clausura 2019 entre la asociación Deportiva San Carlos y el Club Sport Herediano. En la fotografía Jafet Soto entrenador de Heredia. Fotografía José Cordero
08/05/2019, Alajuela, San Carlos, Estadio Carlos Ugalde, partido de la semifinal de vuelta del torneo de clausura 2019 entre la asociación Deportiva San Carlos y el Club Sport Herediano. En la fotografía Jafet Soto entrenador de Heredia. Fotografía José Cordero

E tambiénl gerente de Herediano anunció que le pagará el sueldo a Erick mientras este lucha contra el cáncer.

El gerente del Herediano y el grupo Fuerza Herediana, le comunicaron al excapitán de Guadalupe FC, que le pagarán el seguro durante seis meses para que pueda hacerle frente al nuevo tratamiento en la Caja Costarricense del Seguro Social.

También Jicaral - Sercoba le donará el 10% de la taquilla de este domingo en la final de vuelta de la Segunda División donde enfrentarán a Guanacasteca.