AFP, Brasil.6 junio

La lesión sufrida el miércoles en el amistoso contra Catar que dejó a Neymar sin chance de jugar la Copa América de Brasil-2019, dejó muchas interrogantes sobre el futuro deportivo del delantero tanto en la selección como en el París St. Germain.

En Brasil nadie se atreve realmente a imaginar que Neymar pudo simular una lesión para liberarse de disputar la Copa América, que se inicia en ocho días, sin tener que echar mano a una razón extradeportiva.

El jugador se resintió el miércoles en el amistoso contra Catar.AFP
El jugador se resintió el miércoles en el amistoso contra Catar.AFP

“No creo que sea una lesión simulada, para mí la imagen muestra claramente una rotura de los ligamentos del tobillo”, dijo Paulo Vinicius Coelho, comentarista de Fox Sports, citando el diagnóstico oficial de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El hecho es que algunas voces se alzaban en la CBF para que Neymar renunciara a jugar el torneo continental.

Francisco Noveletto, uno de los ocho vicepresidentes de la CBF, declaró el martes que estaba “dispuesto a apostar” que Neymar renunciaría a disputar el torneo, porque “no está en condiciones psicológicas de disputar la Copa y de enfrentarse a una manada de periodistas”, en referencia a la acusación de una presunta violación de una mujer contra él.

Pero horas antes desde París, el presidente de la Confederación , Rogério Caboclo, había descartado toda posibilidad de que el diez no participara en la Copa América.

En las redes sociales, algunos usuarios de Internet piensan en algo armado, pero la mayoría prefiere hablar de un golpe del destino.

Su futuro deportivo

Neymar debería volver al París St. Germain el próximo 3 de agosto para jugar el Trofeo de Campeones contra el Rennes, en la ciudad china de Shenzhen.

Pero nadie se anima a afirmar que el delantero ,de 27 años, estará recuperado plenamente de su lesión.

Hay quienes creen que la lesión sería una forma de despistar la bronca que tiene el jugador por la acusación de violación. AFP
Hay quienes creen que la lesión sería una forma de despistar la bronca que tiene el jugador por la acusación de violación. AFP

Más allá de las consecuencias deportivas por su ausencia en la Copa América, la imagen de Neymar recibió un serio golpe.

La noche del miércoles, poco antes del inicio del amistoso contra Catar, la sorpresiva transmisión de extractos de una entrevista a la joven que lo acusa de violación ya había dañado seriamente su reputación.

Unas horas más tarde, la circulación de un video que mostraba a la joven golpeando a Neymar en una habitación de hotel y acusándolo de haberla agredido el día anterior, echó más leña al fuego.

Las empresas que tienen acuerdos de patrocinio con Neymar no ocultan su preocupación: Mastercard canceló la transmisión durante la Copa América de una campaña publicitaria protagonizada por el jugador, según la prensa española, mientras Nike informó sobre su “profunda preocupación" el lunes.