Karol Espinoza.25 mayo

El chuzo de la semana de este domingo es muy especial, ya que le presentaremos tres carrazos en lugar de uno.

El propietario de estas joyas sobre ruedas es Frank Cerdas, quien es vecino de Tres Ríos y se ha dedicado a modificar carros para dejarlos como nuevos.

Cerdas no quiso salir en las fotos y mandó a su cuñado a posar. Alejandro Gamboa.
Cerdas no quiso salir en las fotos y mandó a su cuñado a posar. Alejandro Gamboa.

“Quiero dejárselos a mis hijos cuando muera”, respondió Cerdas cuando le preguntamos si vendería alguno de los tres chuzos.

Para empezar a deleitarnos, vamos a comenzar con el Chevrolet El Camino, modelo 1971, el cual tiene en su poder desde hace 30 años.

Escríbanos y dé a conocer su chuzo
Si desea que su carro, moto o camión salga en esta sección, escriba al correo kespinoza@lateja.cr, envíe fotos y videos del chuzo y un número telefónico para poder entrevistar al dueño o dueña.

“Se lo compré a un amigo que se lo había comprado a Jimmy Music, del salón de patines (Music). Lo compré porque me gusta la línea del vehículo, quería modificarlo y transformarlo de un 4x2 a un 4x4”, comentó Cerdas, quien añadió que al carro lo apodan Zeus, como el dios griego.

Este es el Jeep de Cerdas. Alejandro Gamboa.
Este es el Jeep de Cerdas. Alejandro Gamboa.

En cuanto a las modificaciones que le ha hecho, Cerdas explicó que se le cambió el motor, la caja de cambios, la suspensión, las llantas y los asientos, entre otras cosas, al punto que perdió hasta la cuenta de lo que ha gastado para tenerlo tan puras tejas.

Cerdas asegura que lo que le cuadra de los carros es que tengan una apariencia de rudos. Además, reconoce que para modificar un carro se debe tener mucha paciencia y asesorarse con gente que sepa.

“Con este carro he ido al Puerto, a San Carlos, a playas”, contó.

Este el Chevrolet Camino del año 1971. Alejandro Gamboa
Este el Chevrolet Camino del año 1971. Alejandro Gamboa
Se lo compró a un estadounidense

La historia de su segundo chuzo, un Jeep CJ, modelo 1979, empezó hace 20 años cuando se lo compró a un amigo estadounidense que vino a intentar trabajar como médico al país, pero como no le convalidaron los títulos debió regresar a Gringolandia.

“Lo compré porque venía de fábrica, con dirección hidráulica, timón ajustable, frenos de disco y, sobre todo, era de ocho cilindros”, señaló este fiebre, quien confesó que a esta nave no le tiene apodo.

El Chevrolet Vans de 1979 es impresionante. Alejandro Gamboa
El Chevrolet Vans de 1979 es impresionante. Alejandro Gamboa
¿Qué cuidados debo tener con mi vehículo ahora que comenzaron las lluvias?
“Es importante asegurarse que el sistema del aire acondicionado funcione correctamente y así se garantice que el parabrisas no se empañe. También revise el mecanismo limpia parabrisas, junto con el nivel del champú, para que todo funcione sin ningún problema y que las escobillas limpien de manera correcta. Verifique que todas las luces externas del carro enciendan y que el estado de las llantas y frenos estén en óptimas condiciones”, dijo el mecánico Bryan Guido (8603-5135).

El mayor uso que le da es llevarlo cada 15 días a San José. Él asegura que le gusta mucho por ser una camioneta más corta o pequeña de lo normal.

Los motores están bien cuidados y no es para menos , ya que Cerdas restaura autos. Alejandro Gamboa
Los motores están bien cuidados y no es para menos , ya que Cerdas restaura autos. Alejandro Gamboa

La lista de los arreglos que le ha hecho al chuzo incluye el cambio de llantas, los aros, los asientos, la caja de cambios, el bumper, la suspensión, la pintura, las alfombras, los frenos de disco, los cobertores de las barras, el volante, las tapas de válvulas, los cables, el carburador y la araña, entre otros.

Es tanto el cambio que le ha hecho, que Cerdas tampoco precisa cuánta platica le ha metido.

Otro ángulo del Chevrolet 79 y el Jeep. Alejandro Gamboa
Otro ángulo del Chevrolet 79 y el Jeep. Alejandro Gamboa

“Mis carros preferidos son los 4x4, pero supermodificados”, mencionó, algo que no ponemos en duda al ver las joyas que tiene en su casa.

De las características mecánicas de este chuzo, Cerdas explicó que cuenta con motor de ocho cilindros, carburador holley 700, llantas 38.5 por 14.5x15, caja de cuatro velocidades, suspensión modificada, asientos de butaca. Lo dejó tan chiva que le gusta llevarlo a las playas o las montañas. Además, este fiebre raja porque nunca le han hecho un parte con esta belleza sobre ruedas.

Como estos carros no los lleva a eventos o exhibiciones, aunque debería, Cerdas decidió escribir a La Teja para mostrárselos a nuestros lectores.

Vista interna del Chevrolet Camino. Alejandro Gamboa
Vista interna del Chevrolet Camino. Alejandro Gamboa

Y para terminar, Frank saca caja con un Chevrolet Vans modelo 1979, el cual le compró, hace 10 años, a un amigo de las adolescencia que lo utilizaba mucho para ir a la playa.

“Siempre me gustó, la apodamos 'la Magnífica’, un apodo imposible de no ponerle porque se parece a la nave que aparecía en la famosa serie de los años 80, “Los Magníficos". A este carrazo también acostumbra llevarlo una vez a la semana a San José.

Entre las modificaciones realizadas a la Magnífica están los trabajos de pintura, la tapicería, las llantas, los aros y las muflas.

Los carros están llenos de detalles. Alejandro Gamboa
Los carros están llenos de detalles. Alejandro Gamboa

Lo que más le gusta de esta nave es su línea corta característica de las Vans Chevrolet.

“Este carro es motor ocho cilindros, cuenta con frenos de disco, dirección hidráulica, aros 17, llantas de 12 pulgadas atrás y adelante son de nueve pulgadas”, señaló.

Estas llantas son de cuidado. Cerdas no sabe cuánta plata ha invertido en sus chineados. Alejandro Gamboa
Estas llantas son de cuidado. Cerdas no sabe cuánta plata ha invertido en sus chineados. Alejandro Gamboa