Deportes

Futbolista gay denuncia insultos homófobicos en un partido: “El odio nunca ganará”

El australiano Josh Cavallo fue el primer futbolista en declararse abiertamente homosexual

Escuchar este artículo
Josh Cavallo, futbolista australiano homosexual

El futbolista Josh Cavallo, primer jugador activo en declarar públicamente su homosexualidad, ha denunciado los insultos homófobicos que sufrió durante el partido de la A-League de Australia entre su equipo, el Adelaide United y el Melbourne Victory y aseguró que “el odio nunca ganará”.

“No voy a fingir que no vi ni escuché los insultos homófobicos. No hay palabras para decir lo decepcionado que estaba. Como sociedad, muestra que todavía nos enfrentamos a estos problemas en 2022.

“Esto no debería ser aceptable y debemos hacer más para responsabilizar a estas personas. El odio nunca ganará. Gracias a todos por los mensajes positivos, el amor y el apoyo, eso supera con creces la negatividad”, publicó en sus redes sociales.

El centrocampista, de 22 años, que en octubre se convirtió en el único futbolista profesional masculino en activo en declararse homosexual en una liga profesional, recibió insultos por parte del público después de entrar como suplente en la segunda mitad en el empate en AAMI Park y cuyo marcador finalizó 1-1.

Ambos clubes condenaron enérgicamente lo sucedido, mientras que la liga australiana tiene la intención de castigar a cualquiera que se encuentre involucrado.

“No hay lugar para la intimidación, el acoso o el abuso en el fútbol australiano y tenemos tolerancia cero para este comportamiento dañino”, aseguró el director ejecutivo de las Ligas profesionales australianas, Danny Townsend.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.