Deportes

Geiner Segura celebró sus 100 juegos con Guadalupe hincando al Monstruo y quiere más

Josefinos llegaron a 17 puntos y quedaron a tan solo dos del Cartaginés, que está en el cuarto puesto de la clasificación

Cuando Geiner Segura fue contratado como técnico de Guadalupe, en diciembre del 2017, y desde ese momento soñaba con permanecer durante muchos años en el equipo, pero también era realista al pensar que cumplir cien mejengas dirigiendo a los guadalupanos sería una misión difícil.

Debido a lo resultadista que se vuelve el torneo nacional, Segura dudaba de lograr ese objetivo, pero este jueves esa meta se le hizo real al llegar a la teja de mejengas con los josefinos y de una gran manera, ya que venció a Saprissa 2 a 1.

Al exfutbolista lo llamamos este viernes para hablar de ese premio y del triunfo logrado ante los tibaseños.

–¿Se imagino llegar a los cien partidos con Guadalupe?

–Uno siempre trata de tener estabilidad, analizamos bien el proyecto y todo, pero uno sabe que el fútbol es cambiante.

Por dicha se me ha respetado el proceso y es parte de la estabilidad dada por la institución.

–¿Pero pensó que podría dirigir tantos partidos con Guadalupe?

–Ese era un sueño, uno trata de mantenerse, de trabajar, pero siempre estaba la incertidumbre de los resultados.

–¿Cuál ha sido el momento más feliz durante estos cien partidos?

–El primer torneo que fuimos quintos, ya que lo hicimos bastante bien.

También el ir cumpliendo objetivos, darles oportunidad a los muchachos, verlos convocados a la selección, a la preolímpica.

Ver que había jugadores con uno o cinco juegos en primera cuando yo llegué y ahora tienen 60 u 80 partidos.

Les hemos dado estabilidad, toda la estructura ha crecido y queremos lograr el otro paso de clasificar a semifinales, nos ha costado, pero sabemos que es parte del proceso.

–¿Y el momento más difícil?

Cuando uno quiere que se den los resultados, pelear arriba. Hemos tenido que comernos errores, algunas pérdidas que se han dado por inexperiencia de los jugadores y otras por virtud de los rivales que nos han ganado bien.

Gracias a Dios que en los momentos difíciles la institución ha creído y me ha respetado el proceso.

–¿Sabía del homenaje del jueves o lo tomó por sorpresa?

Sabía que cumplía los cien partidos ante Saprissa, pero desconocía lo del homenaje y estoy muy agradecido.

–¿Dónde va a poner la camiseta que le dieron ese día?

–Vamos a enmarcarla, ponerla junto a los otros recuerdos que tengo del fútbol.

–¿Es más especial llegar a los cien juegos con un triunfo ante Saprissa?

A veces la vida es así, el fútbol te da esas sorpresas. Estoy muy agradecido con los muchachos, se esforzaron y fue una alegría enorme, no tanto porque se haya dado de esa forma, sino porque queremos clasificar y ganando (este jueves) quedamos cerca del Cartaginés.

Igual hay que pelear, pero la ilusión sigue siendo clasificar.