Luis Quirós.3 febrero

Aunque tenía seis partidos sin ver acción, Giancarlo González volvió a tener minutos en la cancha con el Bologna al ingresar de cambio en el Giuseppe Meazza para medirse al Inter de Milán y de paso hacer historia.

El nuevo técnico del equipo, Sinisa Mijahlovic, sacó del baúl al defensor tico y este ayudó a mantener una defensa sólida para conseguir la victoria (1-0). Con esto, el desamparadeño se convierte en el primer costarricense en ganarle un partido al cuadro neroazzurro en la Serie A.

Los ticos que han pasado por esa liga han disputado 14 juegos ante ese club. Ellos Gilberto “Tuma” Martínez, Giancarlo González y Joel Campbell.

Hernán Medford también pasó por la Serie A en 1992 con el Foggia, pero nunca se midió al Inter.

Pipo llegó este domingo a 31 victorias en suelo italiano, igualando al “Tuma” Martínez. Además, González llegó a 115 mejengas y está a 10 de Gilberto, número uno en choques realizados en ese país.

El Pipo le complicó la vida a Mauro Icardi, quien se fue con las ganas de anotar. AFP
El Pipo le complicó la vida a Mauro Icardi, quien se fue con las ganas de anotar. AFP
El Inter en crisis

Un tanto del paraguayo Federico Santander al minuto 33 le dio el triunfo al Bologna, con un cabezazo a la salida de un servicio de esquina. Agravando la crisis de resultados del cuadro interista.

El equipo de Luciano Spalletti, desde la reanudación de las competiciones en enero, ha venido mostrando un descenso en su juego ya que suma un empate sin goles contra Sassuolo y dos derrotas consecutivas, contra Torino y de nuevo este domingo contra Bologna (ambas 1-0).

En medio de estos tres tristes resultados en la Serie A, el Inter de Milán también dijo adiós a la Copa de Italia, eliminado el jueves por la Lazio de Roma en los penales, tras haber tenido que esperar al minuto 120 para marcar un gol, el único que llevan este 2019 y fue de penal.

Pese al mal momento que vive el Inter de Milán, el técnico Luciano Spalletti asegura que su puesto no está en veremos. AFP
Pese al mal momento que vive el Inter de Milán, el técnico Luciano Spalletti asegura que su puesto no está en veremos. AFP

Este domingo, Mauro Icardi y sus compañeros tuvieron una mala actuación de nuevo y fueron silbados por el público del Giuseppe Meazza en el descanso y al final del partido.

El puesto de Spalletti no está todavía amenazado, pero el antiguo técnico de la Roma y del Zenit San Petersburgo está bajo presión.

“Desgraciadamente cuando tenemos que luchar o hacer frente a dificultades desde los primeros compases del partido perdemos algo, en cualquier caso, y lo repito, no me siento cuestionado. El equipo está conmigo. Estoy convencido”, añadió el técnico del Inter.

Los gritos de los aficionados en su contra tampoco importan al entrenador.

“Estoy acostumbrado a los silbidos en este estadio. Y a lo largo de mi carrera no me afectaron”, aseguró.