Karol Espinoza.3 febrero
La Liga no ha podido ganar este torneo en la Catedral. Foto Rafael Murillo.
La Liga no ha podido ganar este torneo en la Catedral. Foto Rafael Murillo.

El equipo llamado a ser protagonista por las contrataciones hechas para este Clausura, lo está siendo, pero por las razones equivocadas.

Alajuelense volvió a perder ante uno de sus demonios, el Municipal de Pérez Zeledón, 2 a 1 y en su casa, donde solo han conseguido un punto de los nueves disputados en lo que va de este campeonato y la cosa preocupa.

Sin duda, Hernán Torres, el técnico colombiano contratado este semana para sustituir a Luis Diego Arnáez, va a tener que trabajar horas extra si quiere que el equipo clasifique, especialmente porque esta semana van a Grecia y después a Tibás.

Aunque Torres no estuvo en el banquillo porque aún no está inscrito, sí tuvo mucho que ver en el equipo que saltó al campo y donde se dio el debut del volante Giancarlo Castro, de apenas 16 años, dirigido por su asistente Cristian Oviedo.

Los apuntes que debió hacer el cafetero tras la derrota fueron muchos, especialmente porque en el primer tiempo vimos un juego aburrido, sin ideas, al punto que la primera llegada de los rojinegros se dio al minuto 42, cuando Ariel Lassiter envió la bola a las manos del arquero Bryan Segura.

Marco Ureña regresó a la Liga, pero fue poco lo que pudo hacer. Foto Rafael Murillo.
Marco Ureña regresó a la Liga, pero fue poco lo que pudo hacer. Foto Rafael Murillo.

En la Liga hay jugadores que andan desenchufados, como es el caso de Jonathan Moya y Róger Rojas, este último comete muchas faltas y se le ve desesperado en las pocas opciones de gol que se le presentan. Incluso, al equipo no se le ve buena condición física.

Las excepciones a esto son Ariel Lassiter y Cristopher Meneses, encargados de llevar peligro por la banda, tal y como lo intentaron al minuto 25 cuando el hondureño Henry Figueroa subió al ataque, recibió la bola de Meneses y envió un centro para que el debutante Castro rematara desviado frente al marco sureño.

A Castro le quedó otro chance al minuto 33, a pase de Ro-Ro, sin embargo; no se pudo acomodar en el área y le dio mal a la pecosa.

Pérez Zeledón lo intentó en un robo de balón en salida de Jeikell Venegas que tomó a la defensa manuda mal parada, no obstante, los rojinegros desviaron el peligro a un tiro de esquina.

Fue un primer tiempo malo y para dicha de los aficionados, en la segunda parte los equipos se acordaron de jugar y dieron otro espectáculo.

 Hernán Torres tiene que hacer milagros esta semana cuando la Liga visite Grecia y Tibás. Graciela Solís
Hernán Torres tiene que hacer milagros esta semana cuando la Liga visite Grecia y Tibás. Graciela Solís
Keylor goleador

Pérez Zeledón mandó un aviso al minuto 50 en un tiro libre de Javier Liendo, Pemberton voló y desvió con la mano derecha, pegó en el palo, tuvo chance de levantarse y desviar el peligro en un segundo remate generaleño.

Cinco minutos después remató Lassiter, Bryan Segura no pudo dejarse la bola, la recuperó Ro-Ro, abrió a Ariel de nuevo y ahí, un defensor generaleño sirvió en corto para Segura.

El partido se había puesto bonito, especialmente con un equipo sureño efectivo en la marca y aunque no genera muchas opciones de gol, las que crea siempre generan peligro.

Lauro Cazal pidió un penal por una mano clarísima de Kenner Gutiérrez ,pero el árbitro no lo consideró así, mientras de nuevo, la dupla Lassiter-Rojas lo intentaron con un remate que el hondureño envió encima del marco.

Al final, sería Pérez Zeledón el encargado de abrir el marcador al 62, en una doble jugada entre Pablo Azcurra y José Sánchez, este último envió un centro al área y solo definió de cabeza Keylor Soto ante la mala marca de Kenner .

Los manudos volverían a demostrar que son un equipo muy predecible, pues cuatro minutos después del gol se vino el cambio esperado, Moya salió y le dio su lugar a Marco Ureña, contratado este torneo y que no vestía la rojinegra desde el 2011.

Aquello ilusionó, como siempre, a los aficionados que pensaron que Ureña les daría los goles del triunfo; sin embargo, no fue así porque en los minutos que estuvo en cancha no mostró mucho.

Keylor Soto parece delantero, ya lleva seis goles y es el goleador del torneo.
Keylor Soto parece delantero, ya lleva seis goles y es el goleador del torneo.

Los locales estaban presionados y tuvieron un destello en una llegada de Rojas, pero el hondureño pecó de individual, remató pegado al palo derecho de Segura, pese a que por la izquierda llegaba Lassiter solo.

Los minutos pasaban y la desesperación empezaba a llegar al Morera Soto, donde los rojinegros no han ganado este torneo, una pésima señal si quieren ser campeones.

El empate cayó al minuto 70 y la ilusión volvió a la Catedral, el recién ingresado Anthony López cobró un tiro libre y Allan Miranda peinó la bola hacia atrás.

Con el empate, el juego se abrió y pese a las llegadas de la Liga, el portero Segura fue una muralla.

Algo parecido hizo Pemberton al 83 al volar y tapar un cabezazo de Yuaicell Wrighjt; sin embargo, la salvada sirvió de poco porque no había pasado ni un minuto cuando Miranda cometió un penal contra José Sánchez.

El encargado de cobrarlo fue Keylor Soto, quien sumó su segundo tanto del juego y es el goleador del torneo con seis tantos.

Con el 2- 1 no hubo más qué hacer para un Alajuelense que ya vio que la culpa de los malos resultados no era toda de Arnáez.