Andrés Mora.7 agosto, 2018
La pasó tuanis Johan con los aficionados en la Cueva, estuvo siempre sonriente. Fotografía: JOHN DURAN
La pasó tuanis Johan con los aficionados en la Cueva, estuvo siempre sonriente. Fotografía: JOHN DURAN

El dicho de que en el futbol los “goles son amores” tomó vida en el futbolista Johan Venegas, quien vive su mejor momento desde el 21 de diciembre del 2017, cuando fue presentado como nueva ficha del Saprissa.

Este martes, mientras el Cachetón disfrutaba del entrenamiento a puerta abierta en el estadio Ricardo Saprissa, se convirtió líder de goleo con cuatro anotaciones, ya que la Unafut le devolvió una anotación del juego ante San Carlos que inicialmente se había dado como autogol a Rudy Dawson.

Venegas parece enamorar a la afición, ellos le mostraron ese cariño en la Cueva porque fue uno de los más solicitados, “vamos Cachetón”, “dale Johan”, fueron algunos de los cariños que recibió de los morados y el jugador respondía con una gran sonrisa y saludando.

“Lo tomo con tranquilidad, agradecido con Dios, darle la honra y la gloria a Él, también agradecido con mi familia y mis compañeros porque por la labor que han hecho en este arranque ha sido la mejor y bueno, hemos podido sacar buenos resultados y estamos arriba en la tabla”, dijo Venegas.

El delantero del Monstruo dice que no le dolió que le quitaran ese golcito, cuando se dio cuenta que Henry Bejarano apuntó que el último que tocó la bola fue el sancarleño, solo dijo: “Las cosas pasan por algo siempre confiando en Él (Dios) nunca cuestionándolo”.

El pequeño Sergio Mena le pulseó los guantes a Kevin Briceño pero no tuvo éxito / Fotografía: JOHN DURAN
El pequeño Sergio Mena le pulseó los guantes a Kevin Briceño pero no tuvo éxito / Fotografía: JOHN DURAN

Johan comentó que no se ha propuesto ser el goleador del equipo, pero sí, darlo todo por el club, jugar bien y tomar el rol que le corresponde.

“Gracias al trabajo han venido las anotaciones. Ha sido importante el apoyo del cuerpo técnico, de la parte administrativa y sobre todo de mis compañeros y familia, obviamente el recibir tanta confianza lo compromete a uno más para hacer buenas presentaciones, para devolverles con creces en buenas actuaciones toda esa confianza”, explicó.

Justamente el respaldo administrativo, fue el que llevó a los morados a pedir ante Unafut la revisión del gol para que se lo dieran a su jugador, situación que pasó porque Bejarano envió en una carta la corrección.

“Creo que el terminar goleador o un premio individual me tiene sin cuidado, lo importante son los objetivos colectivos que nos hemos trazado, primero vamos a tratar de clasificar y después ir por el campeonato. Es bonito (celebrar tan seguido) lo llena a uno de confianza, pero sobre todo lo que le llena más el ojo a uno es el accionar del equipo, que estamos jugando bien, se nos están dando los resultados y hay que seguir por esa misma línea”, aseguró.

Contrario a años anteriores, esta vez no se llenó la platea, fue poca gente pero los pocos que fueron disfrutaron en la Cueva. Foto: John Durán
Contrario a años anteriores, esta vez no se llenó la platea, fue poca gente pero los pocos que fueron disfrutaron en la Cueva. Foto: John Durán
Besos para su amor

Los cuatro goles de Venegas han tenido una particular celebración, corre haciendo un corazón con sus manos y después tira un beso al viento.

Ese beso tiene dueña, la esposa del futbolista, Kimberly Murillo, es la afortunada.

“Me nació después del primer gol y después ahí la seguimos haciendo”, contó Venegas.

Estos besos tienen dueña. Fotografía José Cordero
Estos besos tienen dueña. Fotografía José Cordero

Ahora Johan tendrá que demostrar su romance con el gol ante el Herediano, rival de los tibaseños el próximo domingo a las 4 de la tarde, en el Ricardo Saprissa.

“Estamos en nuestra casa vamos a tratar de sacar un buen resultado que nos consolide en la parte alta”, indicó.