Sergio Alvarado.15 septiembre, 2018
Marcel es el segundo cubano que juega en Costa Rica después de Frank Mejías que lo hizo en la década de los 20. Foto: Albert Marín.
Marcel es el segundo cubano que juega en Costa Rica después de Frank Mejías que lo hizo en la década de los 20. Foto: Albert Marín.

El 16 de diciembre de 2012 Marcel Hernández sintió que tocó el cielo con las manos cuando con un gol suyo la selección cubana derrotó 1-0 a Trinidad y Tobago en tiempo extra para proclamarse campeón de la Copa del Caribe, único trofeo en la historia de los isleños.

En aquel histórico triunfo, el jugador que hoy milita en el Club Sport Cartaginés, fue figura al marcar cinco goles y ser uno de los líderes para aquel título que se vio como una hombrada ,pero marcó el adiós de Marcel a la selección para continuar con el sueño de llegar a ser profesional.

Con mucha pena en el corazón, pero convencido de que tenía todo lo necesario para jugar al fútbol, Hernández renunció al equipo patrio y a inicios del 2015 le pidió permiso al Gobierno para que lo dejara salir del país, decisión por la que no podía ser más convocado a la selección.

A diferencia de muchos otros deportistas cubanos que se van por las malas y abandonan la isla de forma ilegal, Marcel tomó el camino correcto y once meses después recibió el sí para salir de Cuba, cuatro años después su buena conducta le valió una oportunidad con la que sueña desde que se fue del país, volver a la selección nacional.

En entrevista con La Teja, Marcel confirmó que recibió la convocatoria hace unos días y que será el primer futbolista en la historia del fútbol cubano que es convocado a pesar de dejar la isla, luego que el año pasado se cambió el impedimento que le impedía volver.

“Fue un tema bastante complicado, pero me tiene muy contento, es un paso grandísimo para nosotros, la prensa en Cuba hizo mucha presión, los medios allá quieren que el fútbol crezca, que tenga buena competencia y salga adelante, la mentalidad está cambiando con miras a la próxima Copa de Oro”, destacó Hernández.

El delantero brumoso fue convocado para los partidos de octubre y noviembre de la Liga de Naciones de Concacaf, torneo clasificatorio a Copa de Oro.

La Copa de Oro será del 18 de junio al 18 de julio del 2019 en los Estados Unidos y se jugará por primera vez con 16 selecciones, campeonato al que los cubanos pulsearán clasificar.

"Están tratando de convocar profesionales que salieron de forma legal del país, que son elegibles, como el caso mío, yo estoy jugando acá en una liga competitiva de las mejores del área, estoy en un momento bastante bueno de mi carrera y le puedo aportar bastante a la selección por la experiencia adquirida", comentó Marcel.

Hernández tuvo un gran debut el 19 de agosto en la jornada cinco en el que anotó el gol del Cartaginés en el empate a uno ante San Carlos. Foto: Cristina Solís.
Hernández tuvo un gran debut el 19 de agosto en la jornada cinco en el que anotó el gol del Cartaginés en el empate a uno ante San Carlos. Foto: Cristina Solís.

Al salir de Cuba, Marcel, de 29 años, se fue para Antigua y Barbuda, de ahí brincó a República Dominicana donde jugó en el Moca FC, Club Barcelona Atlético y el Cibao FC, club donde actualmente están los ticos Víctor Núñez y Justin Daly.

Al recibir la convocatoria, la cual le llegó hace semana y media, tuvo un montón de sensaciones porque, según confiesa, en muchos momentos pensó que esa oportunidad nunca llegaría y que su paso por el equipo nacional sería solamente un lindo recuerdo.

"El abogado de la federación cubana se comunicó directamente conmigo y me dijo ‘estás elegible para el partido de octubre y el de noviembre’. Era algo que no me esperaba, sabía que había rumores de estos cambios, pero lo veía un poco lejos, ahora ya es un hecho.

“Ciertamente estoy marcando historia con esto, yo tuve que elegir un camino y por eso me alejé, poder ser profesional y estar en mi selección es para mí todo un sueño”, comentó con emoción Marcel

Marcel ve el futuro con optimismo acerca de lo que haga la selección de su país. Foto: Albert Marín.
Marcel ve el futuro con optimismo acerca de lo que haga la selección de su país. Foto: Albert Marín.

Los partidos a los que fue convocado Hernández son ante Granada el 12 de octubre como visitante y el 19 de noviembre en La Habana ante República Dominicana. Dado que el jugador brumoso salió de manera legal de la isla puede entrar y salir del país sin problema.

“Yo le di todo a la selección, jugué todas las competencias, estuve con ellos siempre, jugué Copa de Oro y siempre les dije que cuando me necesitaran iba a estar, pero no era decisión mía, por eso me alegra tanto que cambiaran las cosas”, indicó.

Para Marcel decisiones como estas pueden ser el inicio de una revolución para el fútbol cubano y quitarse la cara de fácil en la Concacaf. En el ranking publicado el 16 de agosto por FIFA, Cuba ocupa el puesto 181, siendo la selección de habla española peor calificada del mundo.

“Créeme que la selección va a levantar muchísimo, está mirando al futuro con buena cara, con buenos ojos, estamos preparando un equipo bueno para la Copa de Naciones, es la ilusión que tenemos, ya las cosas se están comentando, hay compañeros en Estados Unidos, Honduras, Panamá, uno en Chile, otro en la cantera del Atlético de Madrid, quizás se integren ahora, aunque no lo sé”. dijo esperanzado sobre un país que cuenta con atletas de altísimo nivel.

El jugador que está con los colchoneros es Carlos Vásquez, quien según la prensa cubana también sería convocado, otra cara más para la revolución cubana que en esta ocasión trata sobre fútbol.