Luis Quirós.14 septiembre

Aunque desde hace bastante tiempo el Cartaginés vive serios problemas de plata y futbolísticos, el presidente del Cartaginés, Luis Fernando Vargas, aseguró que la salida de Paulo Wanchope, el Herediano no se aprovechó de la situación, ya que ambos equipos hicieron una excelente negociación y fue un ganar-ganar.

“Primero debo señalar que hubo sorpresa en el caso de Paulo César, pero también entendemos claramente la dinámica del fútbol, el cual hoy es un negocio y donde se presenta una oportunidad para él y nosotros aprovechamos para sacar de un aspecto negativo, algo positivo, porque se pudo negociar de club a club de forma trasparente”, explicó Vargas

Luis Fernando Vargas, presidente del Cartaginés, asegura que el cuadro blanquiazul, salió ganando en el tema económico con la salida de Paulo Wanchope. Foto Rafael Pacheco
Luis Fernando Vargas, presidente del Cartaginés, asegura que el cuadro blanquiazul, salió ganando en el tema económico con la salida de Paulo Wanchope. Foto Rafael Pacheco

–Los comentarios de algunos brumosos dicen que el Herediano los cogió por hambre para negociar por Chope.

Jamás, ellos siempre fueron claros. Jafet me llamó, me hizo saber del interés y después, cuando ya todo se empezó a dar, igualmente Soto tuvo la gentileza de conversar con nosotros. Gracias a ese comportamiento se llegó a un acuerdo entre dos dirigencias maduras y que tienen una excelente relación. Insisto, esto es un negocio en el deporte y así los que estamos metidos en esto lo entendemos. Hay parámetros para negociar y ese tema de que hacemos algo en una negociación por hambre es falso, el Cartaginés obtuvo su beneficio.

–¿De donde partió la negociación con el Team?

Sencillo, existía un contrato con una cláusula de rescisión, entramos a dialogar obteniendo ganancias ambas partes, sobre todo nosotros.

-¿Ante la sorpresa de la salida de Wanchope, considera que fue un error contratarlo?

No, para nada. Agradecemos su profesionalismo, todo lo positivo que llevó al Cartaginés, este tipo de salidas y transacciones se ven en el fútbol internacional cada rato y nadie las crítica.

Paulo Wanchope solo una vez pudo celebrar un triunfo con el cuadro del Cartaginés. Foto La Nación
Paulo Wanchope solo una vez pudo celebrar un triunfo con el cuadro del Cartaginés. Foto La Nación

–¿Por qué les sigue molestando a los seguidores del Cartaginés que figuras de la institución como Esteban Granados salieran de forma abrupta del equipo o que cuando se tenía casi contratado a Hansell Arauz, se los robaran de la mesa?

En el caso de Esteban Granados, yo no estaba como dirigente y por ello no puedo hablar de lo que sucedió en ese momento. Por otra parte, en el tema de Arauz, ya sí estaba adentro y repito lo que señalé atrás, el fútbol es un negocio y cuando estábamos hablando con Hansell hubo otro club que ofertó más.

-Se habla de quiebra en el Cartaginés, ¿es por ello que se acepta la negociación con el Herediano ?

Son dos cosas que tienen algún tipo de relación, pero no de forma directa totalmente. La situación financiera del club no es la que se quiere y aunque meses atrás logramos parar el remate del estadio, pudimos pagar las obligaciones con el Estado, obteniendo la posibilidad de jugar el torneo pasado con la planilla siempre al día. Sin embargo, el rendimiento deportivo no fue aceptable, perdimos patrocinadores y nos afectó para este torneo. Con lo de Paulo hay un par de aspectos que podremos manejar, pero repito, son casos en lo profundo, distantes.