Sergio Alvarado.20 septiembre
Jafet Soto tiró fuertes acusaciones contra Benjamín Pineda este viernes. Foto: Rafael Pacheco
Jafet Soto tiró fuertes acusaciones contra Benjamín Pineda este viernes. Foto: Rafael Pacheco

Los reclamos y la expulsión de Jafet Soto ante el Municipal Grecia el miércoles pasado le salieron más caro de lo usual pues este viernes le metieron cinco partidos de castigo y ¢325 mil de multa.

En las sanciones que dio a conocer el Comité Disciplinario explicó que los reclamos que realizó Soto contra el árbitro Benjamín Pineda se incluyeron en el informe arbitral y eso hizo más grande la pena.

“Un partido de suspensión y 75 mil colones por desaprobar decisiones arbitrales mediante gestos y ademanes. Tres partidos de suspensión y una multa de 175 mil colones por insultar a un oficial de partido, además de un partido de suspensión y una multa de 75 mil colones por ingresar al terreno de juego una vez expulsado”, explicaron.

Este viernes en conferencia de prensa, Soto dijo que él esperaba un castigo grande contra él porque el árbitro quería perjudicarlo, aunque negó que haya insultado a Pineda y que tenía testigos para probarlo.

La fuerte sanción alejará a Jafet casi un mes del banquillo florense, por lo que podría volver (si es que lo hace) hasta el miércoles 16 de octubre en el partido ante Guadalupe FC.

Mientras tanto se perderá los duelos ante Alajuelense, Jicaral, Cartaginés, Limón y Saprissa, situación que podría provocar que la institución busque técnico pronto, como lo adelantó el mismo Jafet en caso de que la sanción fuera muy grande.

Otros dos heredianos sancionados son los defensores Keynner Brown y Keisher Fuller, quienes también fueron expulsados ante los griegos, ambos fueron castigados con un partido y ¢75 mil de multa.