Sergio Alvarado.8 julio
Jafet dejó entender bien claro que Lleida no le cae nada bien. Fotografía José Cordero
Jafet dejó entender bien claro que Lleida no le cae nada bien. Fotografía José Cordero

El campeonato nacional empieza en 15 días, pero Jafet Soto, técnico del Herediano, ya lo está jugando.

Un audio que se filtró en diciembre sobre una conversación privada vía WhatsApp del gerente de Alajuelense Agustín Lleida, sirvió para Jafet resucitara una vieja polémica este lunes.

El audio era sobre una presunta valoración del gerente erizo con respecto a la calidad de jugadores del fútbol tico, tema del que La Teja publicó una nota el 13 de diciembre del 2018 y en la que la Liga aclaró que se habla “a modo de broma”.

“Obviamente (Agustín Lleida) a lo mejor no estará cómodo (con la filtración del audio), pero es obvio que es una situación que se dice de manera jocosa, a modo de broma”, indicó aquella vez Joseph Joseph, vicepresidente de Alajuelense.

En el audio Lleida está hablando con una persona, presuntamente del Pachuca de México al que le hace una comparación de la calidad que se encontró en los dos países.

Para Jafet Soto, Lleida anda vendiendo humo en Tiquicia. Fotografía: John Durán
Para Jafet Soto, Lleida anda vendiendo humo en Tiquicia. Fotografía: John Durán

Quien sí se tomó muy en serio el tema fue Soto, quien, sin decir nombres, pero dejando claro a quién se refería, indicó que lo que se dice en ese audio es muy grave ya que están menospreciando al fútbol tico de manera clara.

“A ver creo que no hay nadie más que hable con zeta y esté en el fútbol… Eso sonó como cuando Colón llegó con las tres carabelas, suena igual, nada más que equis cantidad de años después y a mí eso me ofende, porque yo me preparo y muchos trabajamos, sabemos lo que es trabajar con las uñas y no tener un respaldo”, destacó Soto.

Jafet además menospreció la experiencia de Lleida en comparación a otras personas que llevan toda la vida en el fútbol.

“Él nunca jugó fútbol, tuvo que hacerse gerente deportivo para tocar una bola", tiró Soto, quien además dejó de ver muy claro que el español no le cae nada bien.