Por: Agencia AFP.   11 agosto

Gracias a una excelente actuación en la disputa del trofeo Santiago Bernabéu, Keylor Navas le mandó un mensaje claro a su competidor por la titularidad en el Real Madrid, Thibaut Courtois.

Navas demostró que no es por casualidad que se adueñó de la porteríua en el cuadro merengue, en la victoria blanca 3-1 sobre el Milan de Italia.

En la mejenga en la casa blanca, el Halcón tuvo cuatro salvadas fundamentales, dos de ellas en el primer tiempo y otras dos en la segunda parte antes de salir sustituido en el minuto 77.

En el minuto 3, cuando el cuadro madridista ganaba 1-0, Navas sacó un potente disparo de Suso evitando el empate. Pero un instante después de esa salvada, la defensa no cubrió bien un remate de Gonzalo Higuaín que posibilitó el empate 1-1.

Keylor Navas le demostró una vez más porque se hizo dueño de la titularidad en el Madrid, desde hace cuatro años. AFP
Keylor Navas le demostró una vez más porque se hizo dueño de la titularidad en el Madrid, desde hace cuatro años. AFP

Luego en el minuto 27, Bonaventura sacó un excelente cobro de tiro libre que se fue al ángulo de mano derecha del tico, pero el tico voló para evitar el gol.

En la segunda parte, Navas nuevo tuvo que emplearse a fondo en el minuto 64, ya que Carlos Bacca llegó solo por la derecha y soltó un cañonazo con sello de gol pero Keylor logró enviar la pecosa al tiro de esquina.

En el minuto 70, Bacca ingresó de nuevo por el mismo sector y asistió a uno de sus compas para que clavara el segundo gol, pero el portero merengue sacó su mano y desvió la redonda para evitar el gol milanista. El sureño se iría sustituido en el minuto 77 para cederle su lugar al ucraniano Andriy Lunin.

Es la segunda ocasión que Keylor Navas se enfrentaba al Milan. En la primera ocasión también se trató de un duelo amistoso en diciembre del 2014, cuando los blancos perdieron 4-2 en Dubái. En ese momento el nacional solo jugó los primeros 45 minutos.

Mejenga caliente

Huérfano de Cristiano Ronaldo, en las filas de la Juventus tras nueve años en Madrid, el gigante blanco venció al Milan con goles de Karim Benzema (2′), Gareth Bale (46′) y el canterano Borja Mayoral (91).

Por el conjunto italiano marcó un antiguo jugador de la casa blanca, el argentino Gonzalo Higuaín (4′), que abrió su cuenta como milanista tras ser traspasado por la Juventus hace unos días.

De esta forma el Real Madrid se quedó con el Trofeo Bernabéu, tradicional preámbulo de la temporada blanca.

Karim Benzemá anota el primer gol del Madrid contra el Milán, en la disputa del trofeo Santiago Bernabéu. AFP
Karim Benzemá anota el primer gol del Madrid contra el Milán, en la disputa del trofeo Santiago Bernabéu. AFP

Bale, el jugador que pretende heredar el liderazgo de Ronaldo en el ataque blanco, inició la jugada que terminó en el gol de cabeza de Benzema. El galés, descansado tras un verano sin Mundial, hizo el segundo con un tiro con la derecha en un tiro de esquina mal despejado por los italianos.

Entre los dos tantos blancos, Higuaín ejecutó un buen disparo ante el equipo en el que debutó en Europa y en el que estuvo seis temporadas y media.

En el debut de Julen Lopetegui en el Bernabéu como técnico blanco, el equipo se mostró vulnerable en defensa y el costarricense Keylor Navas tuvo que multiplicarse.

Julen Lopetegui tuvo su primer juego en el Santiago Bernabéu con el Madrid, al ganar el trofeo del mismo nombre, este sábado contra el Milán. AFP
Julen Lopetegui tuvo su primer juego en el Santiago Bernabéu con el Madrid, al ganar el trofeo del mismo nombre, este sábado contra el Milán. AFP

El estadio blanco pudo aplaudir al mediapunta Luka Modric, subcampeón mundial con Croacia y mejor jugador de la competición, y al que en las últimas semanas se le vinculaba con el Inter de Milán.