Andrés Mora.18 junio

Si Alajuelense pretende llegar al ansiado título 30 en este torneo de Clausura 2020, primero tendrá que superar a Saprissa en cuatro mejengas y de conseguirlo su título tendrá un olor a “Paté” majado.

Los erizos quieren sonreír y que su bandera vuelva a ondear en todos los estadios del país. Fotografía: Ferlin Fuentes / Prensa Alajuelense
Los erizos quieren sonreír y que su bandera vuelva a ondear en todos los estadios del país. Fotografía: Ferlin Fuentes / Prensa Alajuelense

Los erizos dejaron este miércoles en el camino al Herediano y ahora para conseguir su soñado título deberán vencer al Monstruo en una dura serie que empezará este fin de semana en el estadio Alejandro Morera Soto.

“En el torneo anterior si le tocaba Saprissa en la final, le ganaba; los equipos tienen las mismas obligaciones de ser campeón”, Pablo Izaguirre.

Para ponerle más sabor al asunto, si los rojinegros logran superar la prueba ante los morados, la celebración sería en la Cueva, ya que los tibaseños quedaron de primeros en la fase regular y se ganaron el derecho de cerrar las últimas series del certamen en condición de local.

Lo único lamentable para los rojinegros es que si campeonizan, la celebración estaría más agüevada que piojo en pelo de muñeca pues debido a la pandemia causada por el coronavirus no habría un festejo masivo, por lo que cada fiebre manudo tendrá que montar la pachanga junto a su burbuja en sus casas.

Cualquiera de los dos, Carevic y Centeno, serán campeones por primera vez en la primera. Foto: Rafael Pacheco
Cualquiera de los dos, Carevic y Centeno, serán campeones por primera vez en la primera. Foto: Rafael Pacheco

Hay que recordar que los leones no son campeones desde el torneo de Invierno 2013, por lo que ya han pasado cinco años y medio desde aquella celebración.

Según datos del periodista, Luis Quirós, la Liga y Saprissa han disputado 12 finales nacionales desde que jugaron la primera en 1966.

El cuadro rojinegro se dejó cinco veces el título y siete ganaron los morados.

Hay que hacer la salvedad que esta sería la cuarta final de segunda fase.

La primera fue en la temporada 93-94, en la que el Sapri extendió la serie y levantó la Copa; en la segunda, 94-95, los liguistas obligaron a una final nacional y la perdieron; y la tercera, temporada 96-97, la “S” logró extender la serie, pero esta vez sí ganaron los erizos.

“Lo veo (a la Liga) como firme candidato al título porque está dejando en el camino a un gran rival, ahora para Saprissa son dos oportunidades, por lo que entrará a jugar el tema mental y sicológico. La Liga va a llegar muy bien principalmente a estos dos partidos y es por eso que lo veo como un firme candidato”, comentó el legendario volante erizo Pablo Izaguirre.

Pablo Izaguirre ahora trabaja en una constructura que fue la responsable de construir el CAR de los manudos. Foto: Archivo
Pablo Izaguirre ahora trabaja en una constructura que fue la responsable de construir el CAR de los manudos. Foto: Archivo

“Pero estamos hablando de Saprissa y la vez pasada la Liga tuvo dos oportunidades y nos las supo aprovechar. El trabajo ya está hecho, así que será el liderazgo el que marque diferencia. La Liga sabe a lo que juega y Saprissa tiene su esencia de juego, ninguno va a cambiar nada, porque lo físico, lo técnico y lo táctico ya se hizo y no se puede hacer nada, así que lo que se debe reforzar es lo mental y tener carácter para lograr la ansiada treinta”, dijo Izaguirre.

Pablo, quien actualmente trabaja en Constructora Oval y que ganó 5 campeonatos nacionales (1999-2000, 2000-2001, 2001-2002, 2002-2003, 2004-2005), una Concacaf Liga de Campeones (2003-2004), dos copas Uncaf (2002, 2005) y una copa de campeón de campeones de América (2004), aseguró que sería una final soñada para la Liga e ideal para cortar la sequía ante su máximo rival.

En la foto el último trofeo ganado en el torneo del año 2013. CARLOS GONZALEZ/AGENCIAOJOPOROJO
En la foto el último trofeo ganado en el torneo del año 2013. CARLOS GONZALEZ/AGENCIAOJOPOROJO

“En el torneo anterior si a la Liga le tocaba Saprissa en la final la ganaba, pero le quedó el rival (Herediano) más difícil. Ahora puede tener una segunda oportunidad, pero ante un rival que no va a regalar nada porque para Saprissa no ser campeón en dos oportunidades sería terrible. A mí no me gusta hablar de fracaso, pero los equipos tienen las misma obligación de ser campeón, la Liga por su pasado y Saprissa porque tiene dos oportunidades”, señaló el veterano de 50 años.

Andrés Carevic va por su segunda oportunidad, ya que en el torneo pasado la dejó ir y aunque tenía la serie a su favor, el Team lo llevó hasta los penales y le quitó el título de las manos.