Sergio Alvarado.19 agosto
Cuando los erizos se iban a ir por primera vez con su marco en cero, Cristhian Montero les arruinó sus planes. Fotografía José Cordero
Cuando los erizos se iban a ir por primera vez con su marco en cero, Cristhian Montero les arruinó sus planes. Fotografía José Cordero

El gol anotado por el universitario Cristian Montero el domingo anterior le cayó en el hígado a los alajuelenses, tal vez no porque corriera en riesgo el resultado de 4-1 y una victoria consumada, sino por otro motivo en lo estadístico.

Aquel pepino de Lula mantuvo la racha de los erizos de recibir goles en todos los partidos que llevan en el Apertura 2019, o sea, en ninguna de las siete mejengas que llevan lograron irse con la valla invicta.

Este domingo parecía que por fin lo lograría, pero el gol al minuto 87 le impidió ese objetivo una vez más, del cual los jugadores manudos saben que es su gran deuda pendiente en este campeonato.

Los manudos inclinan la balanza gracias a su buena cuota de goles anotados (18), pero es claro que atrás se están cometiendo despistes, porque ya recibieron nueve en contra.

“Ante la U nos anotan y es algo que no queríamos, porque buscábamos irnos con el marco en cero, acá tenemos que seguir trabajando duro para corregir esos detalles día a día, es algo que nos ocupa”, indicó el volante José Miguel Cubero.

El contención añadió que los sorprendió la genialidad de Lula, sin embargo, es algo que tienen que mejorar sí o sí para el próximo partido.

“Ese tema del marco en cero es posiblemente uno de los puntos a corregir, esta vez creíamos que teníamos el marco en cero y se nos deprende un defensa central como Cristhian Montero y nos anota, eso nos dolió”, agregó Cubero.

El próximo sábado será una bonita prueba, ante Santos de Guápiles, en el Morera Soto. Los santistas llegan con 11 goles anotados en el torneo y un Javon East con una figura enrachada.