Sergio Alvarado.9 agosto
Jonathan McDonald ya ni necesita vestir los colores de Alajuelense para entrar en polémica con los manudos. Fotografía José Cordero
Jonathan McDonald ya ni necesita vestir los colores de Alajuelense para entrar en polémica con los manudos. Fotografía José Cordero

Jonathan McDonald debutó este sábado con el pie derecho con el Herediano al coronarse campeón de la Súper Copa y marcar los dos goles del triunfo ante el Saprissa.

Hoy su presente está lejos del Morera Soto y de Alajuelense, equipo en el que destacó y se convirtió en figura, pero ahora los aficionados erizos se quejan de quien fuera uno de sus últimos ídolos, debido a las declaraciones que dio el Big Mac luego de ganar el trofeo frente a los morados y que encendieron la mecha de la polémica.

Alajuelense no estaba involucrado en la mejenga entre los campeones del Apertura y el Clausura, pero después del juego los aficionados rojinegros se pusieron superchivas como si hubieran perdido otro título.

“Tengo mucho de no ganar un título, esto me sabe muchísimo. Este es un camerino sano, donde todo se conversa y se toman decisiones. No se antepone lo personal a lo deportivo. Lo único que les pedí a mis compañeros al medio tiempo fue que por favor me ayudaran a ganar a salir campeón otra vez.

“Desde que firmé mi contrato me metieron al chat del grupo, me recibieron muy bien, me siento contento de estar en un grupo como este, ahora entiendo el porqué ha sido el equipo más ganador de la década”, fueron algunas de las declaraciones que dio el atacante y que picaron a los manudos.

2 títulos ganó McDonald con Alajuelense, ambos en los torneos del 2011

Lo dicho por el goleador tocó fibras sensibles en muchos alajuelenses, quienes se hicieron sentir en redes sociales y le solicitaron al delantero que tuviera un poco de respeto por la institución.

Muchos fiebres sienten que las palabras de McDonald fueron innecesarias, pues no era necesario comparar lo que vivió diez años en el León con lo que ahora es su nueva realidad.

“Cuando uno llega a un equipo donde te reciben y te valoran, te quieren, te aprecian y te lo demuestran las cosas salen, para nadie es un secreto que fueron días difíciles los que viví, pero Jafet (Soto) y Aquil (Alí) me recibieron bien”, fueron otras palabras que le echaron gasolina al discurso explosivo.

De feria, Víctor “el Mambo” Núñez, técnico interino florense, atizó la hoguera al decir que McDonald se tuvo que ir al Team para que sintiera lo que era alzar una copa.

“Lo que es la vida, McDonald no sé ni desde hace cuánto no era campeón y vino acá para serlo”, remató Núñez.

“No seas malagradecido”
La afición de Alajuelense una vez más dirigió su molestía hacia Jonathan McDonald. Foto: Archivo/ Mayela López
La afición de Alajuelense una vez más dirigió su molestía hacia Jonathan McDonald. Foto: Archivo/ Mayela López

Ante semejante repartición de filazos verbales, la reacción de los manudos no se hizo esperar y concentraron su artillería contra el que hace tan solo dos meses era su referente, el futbolista que se mataba por la chema manuda y personifica al liguismo.

Es por eso que a las 9:25 p. m., de este sábado, poco después de terminada la mejenga, a Jonathan le llovió fuego cuando subió una foto del penal que les marcó a los morados.

“Podés enojarte y salir mordido con la junta directiva y el cuerpo técnico, pero salir hablando mal de la institución eso es otro nivel. Queda claro que nunca supiste lo que es tener amor por los colores, uno puede quedar como los grandes sin necesidad de ser un bocón y hablar más de la cuenta.

“Mejor haga lo suyo en la cancha y que no te vayan a pasar las tortas que hiciste en la Liga con tus berrinches y cero profesionalismo, recuerde que cuando uno escupe para arriba...”, escribió la aficionada Norma Gutiérrez, quien le entró con plancheta al Big Mac.

“Antes de hablar que en la Liga no salías campeón, reconocé que la mayoría de veces fue tu culpa, expulsiones, botando penales o goles frente al marco. Ahora no vengas haciéndote la víctima”, dijo por su parte Deivis Montero.

Otros fanáticos se fueron más al cuerpo y algunos fiebres dolidos hasta se dejaron decir que el gerente Agustín Lleida tuvo razón en sacarlo del equipo.

“Cada vez que puede le tira a la Liga, dice que es manudo y aprovecha cada vez que habla para hablar mal del equipo que le dio de comer por muchos años, que mal”, comentó Alberto Céspedes.

“Mac usted es un grande y en la Liga dejó mucha historia, pero no salga más tirándole al equipo que le dio nombre por muchos años, porque se nota lo resentido que está”, dijo Víctor Jiménez.

Otros un poco más tranquilos lo felicitaron por los goles y sus cualidades como futbolista, pero también le mandaban recaditos para que no hable más de la cuenta.

“Felicidades Mac, recuerda que la afición manuda te apoyó por muchos años y no participamos en lo absoluto de lo que decidió la directiva, muchos te apreciamos y respetamos y esperamos lo mismo de vos, que estés bien y feliz eso nos alegra, pero no faltes el respeto a la afición manuda porque nosotros no te hemos faltado, suerte en tu carrera, sos un excelente jugador y persona”, comentó Freddy Fariñas.

El exjugador manudo Carlos Hernández fue más disimulado y se mandó con la frase: “En la vida hay que ser agradecidos”. Sin mencionar nombres, el Zorro mandó un mensaje que todo el mundo entendió.

De esta manera quedó más que claro que el divorcio entre McDonald y Alajuelense terminó feo, debido a una relación muy desgatada en la que ya se metió hasta la afición.