Luis Quirós.3 noviembre, 2019

Una de las primeras opciones para clasificar de Jicaral se la trajo en sus bolsillos Limón, al vencer a Jeaustin Campos y sus muchachos 2-0 en la península.

Los jicaraleños, quienes antes del pitazo inicial tenían mejor panorama que San Carlos y Cartaginés, ahora deberán triunfar en su casa en el juego de reposición frente al Saprissa el 10 de noviembre para llegar a los 30 puntos y luego tendrán que sacarle los tres puntos a la Liga en el Morera Soto en la jornada 22, esperando eso sí, que tanto Cartaginés en su visita contra Limón, así como el desplazamiento de San Carlos a Guadalupe no sumen, y así sacar boleto. O sea...

Jemark Hernández, le da gracias a Dios por lograr el primer gol de Limón este domingo en casa de Jicaral. Foto Jesús Muñoz Obando de Jicaral
Jemark Hernández, le da gracias a Dios por lograr el primer gol de Limón este domingo en casa de Jicaral. Foto Jesús Muñoz Obando de Jicaral

Pero ese fallo de caer en su propio reducto es como darse un balazo en el dedo gordo del pie, según rezan las viejas palabras.

Así como estaba de caliente el clima en Jicaral, es como arrancó el duelo entre peninsulares y caribeños, ya que ambos en pocos segundos mostraron sus deseos de victoria.

Y en tan solo 50 segundos, la Tromba le echó un balde de agua fría encima a los locales porque un cobro de esquina desde la izquierda, ejecutado por Miguel Tecero, lo prendió de cabeza el corpulento Jemark Hernández para decretar 1-0.

Todos en Jicaral se volvieron a ver porque sabían que sus aspiraciones pasaban por vencer al cuadro visitante para seguir teniendo opciones de clasificar. Para ello debían de darle vuelta al marcador y sacar los tres puntos para meterle presión a San Carlos que es cuarto y a Cartaginés que había ganado horas antes contra Guadalupe.

El portero Bryan Cordero de Limón corre a celebrar con sus compañeros el segundo gol contra Jicaral, anotado por Yualcell Wright. Foto Jesús Muñoz Obando
El portero Bryan Cordero de Limón corre a celebrar con sus compañeros el segundo gol contra Jicaral, anotado por Yualcell Wright. Foto Jesús Muñoz Obando

Con la experiencia que tiene Jeaustin Campos en la zona técnica, lo primero que les indicó a sus jugadores es que partieran del hecho de que faltaba casi todo el juego.

Sus dirigidos lo entendieron y con gran disposición se fueron al frente a buscar el empate y en una de las llegadas Leonardo Adams la tuvo para igualar, pero voló su disparo.

Cabe destacar que en la media hora de mejenga, el panorama era claro, con orden Jicaral, sobre todo por los costados, lograba llegar muy bien, pero Limón atento a esos movimientos cuando podía rescatar la redonda salía a toda velocidad buscando como hacer daño por los espacios que dejaban los jicaraleños.

Las acciones en el complemento arrancaron con Jicaral convirtiendo al portero caribeño Bryan Cordero como la figura porque en dos minutos ya le había negado el gol en dos acciones a los de Jeaustin,

Jeaustin Campos y Jicaral, dejaron ir una gran opción de acercarse más a las semis del Apertura. Fotografía José Cordero
Jeaustin Campos y Jicaral, dejaron ir una gran opción de acercarse más a las semis del Apertura. Fotografía José Cordero

La indicación de Jeaustin Campos era clara, había que ir por todo, pero también señalaba que el resguardo de las espaldas era clave.

El juego se marcó con solo la cara de los jicaraleños como dueños de las acciones, pero con un serio problema, las llegadas por los costados no generaban servicios claros al área enemiga y cuando tuvieron la oportunidad de rematar frente al marco, sus disparos nunca salieron con buena dirección.

Jeaustin Campos a la hora de partido envió al campo al goelador Christiam Lagos en busca de la victoria.

Jeffry Valverde (2) de Jicaral, mantuvo duelo cerrado con el lateral limonense Greivin Méndez. Foto Jesús Muñoz Obando
Jeffry Valverde (2) de Jicaral, mantuvo duelo cerrado con el lateral limonense Greivin Méndez. Foto Jesús Muñoz Obando

Pero una por otra, porque un instante antes de la variante, el capitán local Rafa Núñez en una barrida se ganó la segunda amarilla y de hecho la expulsión.

A remar contra una corriente más fuerte, marcador en contra y un hombre menos.

Y aunque los anfitriones eran mejores, Limón supo como llegar al segundo gol.

Ryan Bolaños arrancó con pelota dominada, se la entregó a Miguel Tercero que se la devolvió, para terminar habilitando a Yuaycell Wright que solo tocó de pierna derecha para el 0-2 al 66 y enfriar una caliente península.