AFP , Diario Marca.Hace 6 días

El Liverpool, campeón de la Champions, conquistó este miércoles su cuarta Supercopa de Europa al derrotar al Chelsea tras una impecable tanda de penales (2-2 tras 120 minutos, 5-4 en penales) y además histórica porque Stéphanie Frappart se convirtió en la primera mujer en arbitrar una final varonil de la UEFA.

Stephanie Frappart se la jugó de gran manera. (AP Photo)
Stephanie Frappart se la jugó de gran manera. (AP Photo)

Frappart, de 35 años, estuvo acompañada en la terna arbitral por su compatriota Manuela Nicolosi y por la irlandesa Michelle O’Neill, con las que dirigió la final del Mundial Femenil de Francia del entre Estados Unidos y Holanda.

La silbante francesa también fue la primera árbitra en llevar las acciones de un partido de la Ligue 1, en abril de este año tuvo a su cargo el Amiens vs Estrasburgo. Aunque desde el 2014 pitó partidos de la segunda división de su país.

Juegazo

En esta primera edición entre dos clubes ingleses en Estambul, un gol de Sadio Mané (47) permitió a los ‘Reds’ igualar tras la apertura del marcador por Oliver Giroud (35).

Que gran manera de empezar la temporada para los reds. (Photo by OZAN KOSE / AFP)
Que gran manera de empezar la temporada para los reds. (Photo by OZAN KOSE / AFP)

Ya en tiempos extra Mané puso el 2-1 y Jorginho mandó el partido a los penales, donde Adrián atajó con el pie el definitivo a Tammy Abraham y se convirtió en el héroe del partido para el Liverpool, mientras que su compatriota Kepa Arrizabalaga se quedó sin detener ninguno.

La última Supercopa europea de Liverpool databa de 2005. Ahora los 'Reds' suman 13 trofeos europeos.

El héroe hace unas semanas jugaba con aficionados

La vida le sonríe a Adrián, el arquero español de Liverpool que fue titular y se convirtió en el héroe de la Supercopa de Europa en Estambul, un estadio que es un hito para los rojos.

Adrian tiene cientos de razones para celebrar este miércoles. (AP Photo/Thanassis Stavrakis)
Adrian tiene cientos de razones para celebrar este miércoles. (AP Photo/Thanassis Stavrakis)

Hace dos semanas entrenaba con el humilde UD Pilas, equipo amateur de la Primera División Andaluza Senior, al haber finalizado su contrato con el West Ham y no tener club donde hacer la pretemporada.

El guardameta entrenaba en un entorno sencillo a la espera de la llamada de un club. Aunque primero tuvo que ver cómo los equipos que podrían ficharlo recibían otros guardametas.

Pero la llamada llegó y para su sorpresa se trataba nada menos que del reciente campeón de Europa, Liverpool. Jürgen Klopp necesitaba un suplente para Alisson Becker tras la salida de Simon Mignolet y la experiencia de seis años de Adrián en la Premier League le venía como anillo al dedo.

Tammy Abraham falló frente al portero español .(AP Photo/Lefteris Pitarakis)
Tammy Abraham falló frente al portero español .(AP Photo/Lefteris Pitarakis)

El lunes 5 de agosto fue presentado en Anfield con la conciencia en su deber: entrenar para ser titular, pero esperar cada partido en el banco.

Pero el inicio de la Premier tendría una nueva sorpresa para el andaluz. Una lesión de Alisson en un saque de meta lo llevó al debut en el arco a cuatro días de su llegada.

Por entonces Anfield ya había festejado tres goles en menos de 40 minutos y el equipo sumó sus primeros tres puntos gracias al 4-1 ante Norwich.

Y sigue la fiesta en Liverpool .(AP Photo/Lefteris Pitarakis)
Y sigue la fiesta en Liverpool .(AP Photo/Lefteris Pitarakis)

La recuperación a Alisson le llevará unas semanas, por lo que Adrián fue estelar nada menos que en Estambul, donde hace 14 años Liverpool ganó la mítica final de la UEFA Champions League contra Milán (perdía 0-3 al descanso, empató y ganó en penales).

Luego de las semanas de entrenamiento en el humilde UD Pilas, club al cual agradeció con una postal: “En agradecimiento por vuestra hospitalidad y disponibilidad, quiero colaborar con el club UD Pilas con este cheque regalo de materiales y equipamiento deportivo para seguir creciendo y mejorando. ¡Muchas gracias por todo! Os deseo todo lo mejor. Adrián San Miguel”, escribió junto al cheque y su firma con el número 13.