Sergio Alvarado.12 febrero
Esteban Alvarado, Fernando Ocampo y Javier Delgado eran solo risas durante su presentación. Foto: Fanny Tayver
Esteban Alvarado, Fernando Ocampo y Javier Delgado eran solo risas durante su presentación. Foto: Fanny Tayver

A la directiva eriza no le sale ni la Llorona, lo que sí le sale es el tiro por la culata con muchas de sus decisiones y el caso del arquero Esteban Alvarado es un ejemplo.

El 31 de diciembre los manudos presentaron a Alvarado como su fichaje bomba Fue una noticia que picó a muchos (sobre todo a morados) y con la cual en la Liga sacaron caja, pero casi mes y medio después todo terminó como un fiasco más.

Encantados por la llegada del meta siquirreño, los erizos prestaron días después a Adonis Pineda al Municipal Grecia porque –en la mente de muchos– el titular sería Alvarado, quien llegó a ser una fuerte competencia para Patrick Pemberton mientras Mauricio Vargas seguía como tercer portero.

Luego de que el jugador de 29 años se marche, como se oficializará en la próximas horas, los erizos quedarán debilitados en la defensa, con Patrick como indiscutible titular; Vargas será su suplente aunque despertó muchas dudas el torneo anterior y allí está también un arquero juvenil, Johnny Álvarez, que no debuta aún en la primera división.

Con el pasar de los días la situación de Esteban Alvarado se fue enredando. Físicamente no llegó en su mejor punto y además se destapó que tenía una disputa con su anterior club –el Trabzonspor de Turquía– que no quería enviar su pase internacional, algo que en la Liga parecían no saber.

Después de pelear por unos quince días, y con la FIFA de por medio, se consiguió que enviaran el pase, que llegó el viernes 8 de febrero, un día antes del clásico nacional en el cual Pemberton fue una gran figura. En conferencia de prensa el técnico Hernán Torres ratificó después su titularidad dejando de lado a Esteban.

La situación con Esteban es similar a la que pasó el torneo anterior con el volante Dylan Flores, quien antes de debutar con la Liga hizo maletas y jaló al fútbol de Rumanía.