Sergio Alvarado.6 noviembre, 2018
Arnáez ha cometido errores puntuales que han sido bastante dolorosos para su equipo en la recta final de la primera ronda. Foto: José Cordero.
Arnáez ha cometido errores puntuales que han sido bastante dolorosos para su equipo en la recta final de la primera ronda. Foto: José Cordero.

"Entre más partidos ganemos más presión le metemos al rival, si nos mostramos con buen estilo de juego y nivel, más presión aún les vamos a meter, eso es algo que queremos reflejar a los rivales. que sientan esa presión al venir desde atrás, nosotros dependemos de nosotros mismos”, indicó el 7 de octubre el técnico de Alajuelense, Luis Diego Arnáez.

Ese día, los erizos recuperaron la cima del torneo al derrotar a Carmelita y aprovechar un empate del Saprissa, momento en el que indicó que les daba mucha confianza y que la mentalidad ofensiva que han desarrollado durante el Apertura 2018 les estaba dando resultados, por lo que iba a continuar con ese estilo.

No medir los momentos del torneo, falta de lectura en algunos partidos, variantes sin efecto y sustituir a los jugadores que le mueven el equipo son algunos de los fallos que presentamos en el siguiente análisis y que provocaron que la Liga perdiera la cima.

Para el técnico y comentarista José Manuel “Chinimba Rojas”, los rojinegros se han regalado en muchas partes del torneo de manera inexplicable.

“Para mí la Liga está perdiendo sola, después que le sacó el clásico a Saprissa dije, ya se acabó esto, lo logró liquidar temprano, pero después se enredó solo, como Herediano después de derrotar a Saprissa, le gana, pero pierde cuatro seguidos después, no se trataba ganarle a Saprissa, sino sostenerse", indicó.

Mal planteo ante el Team
Salir a pulsear un empate fue el grave error de la Liga contra el Team. Foto: Rafael Pacheco.
Salir a pulsear un empate fue el grave error de la Liga contra el Team. Foto: Rafael Pacheco.

El domingo Alajuelense llegó a enfrentar al Herediano, consciente que tenía que ganar porque el Saprissa lo había hecho ante Cartaginés y de momento le estaba quitando el primer lugar por goles.

Contrario a lo que defendió y pregonó en todo el campeonato el Flaco, la Liga salió a no perder ante el Team, le regaló la iniciativa al rival y le permitió jugar con comodidad, lo que acabó en una derrota de 1-0, los rojinegros traicionaron su discurso y les salió caro.

“Saprissa no gana sino que los otros pierden solos, un equipo no puede llegar con dudas y con espanto a jugar. ¿Cómo la Liga se va a ir a defender al Rosabal cuando usted tiene gente que impone miedo? Usted pone a Moya clavado en el centro, con Allen Guevara y Róger Rojas a un lado, Heredia con eso no puede salir alegremente al ataque, fue un error”, comentó Rojas.

Manejar el momento de las fechas
En Tibás, la Liga podía salir a jugar con la necesidad del Saprissa, pero le planteó un partido abierto que le facilitó las cosas. Foto: José Cordero.
En Tibás, la Liga podía salir a jugar con la necesidad del Saprissa, pero le planteó un partido abierto que le facilitó las cosas. Foto: José Cordero.

En la fecha 18, los erizos llegaron con cuatro puntos de ventaja a jugar al estadio Saprissa, manejar esa diferencia era vital para tener un cierre tranquilo faltando solo cuatro jornadas .

Muchos analistas consideraron que fue un error de táctica que la Liga saliera a atacar a los morados desde el primer minuto como si tuvieran la obligación de ganar, cuando era el rival el obligado a reducir esa ventaja. Ese estilo le permitió al Monstruo jugar el partido de igual a igual y con el marcador a favor, le pasó la presión a los rojinegros.

La derrota en la Cueva provocó la situación inversa del duelo contra los rojiamarillos porque ese día Arnáez no quiso renunciar a su estilo ofensivo.

“Hay un tema que es el manejo de la cohesión y la ansiedad, en ese momento el obligado era Saprissa y tenía que pasarle la ansiedad a ellos y usted mantener la cohesión porque si entrás tenso te llevas una goleada como la de Cartaginés, eso fue lo que sostuvo Herediano el domingo, que aunque tiene grandes jugadores, no es el nivel que tiene Alajuelense, pero supo jugar con la ansiedad de ellos, lo que la Liga no supo hacer”, explicó Chinimba.

Falla en los cambios
Ro-Ro salió como agua para chocolate después de ser sustituido por tercera vez en los últimos cuatro partidos. Foto: Rafael Pacheco.
Ro-Ro salió como agua para chocolate después de ser sustituido por tercera vez en los últimos cuatro partidos. Foto: Rafael Pacheco.

En los últimos cuatro partidos, Arnáez ha sustituido a Róger Rojas y Allen Guevara, quienes mueven el equipo y son la principal amenaza en ofensiva, de esos juegos solo ante el Saprissa la variante del Cusuco fue por lesión.

El entrenador justificó su decisión como parte de sus variantes tácticas, porque quería dar otra dinámica y buscar el juego aéreo con Jonathan Moya en detrimento del Ro-Ro, movimiento que al atacante no le ha gustado para nada como lo ha dejado ver al salir de cambio chiva.

Por su parte, el Cusuco se muestra como el motor y la bujía en la media manuda, el que activa el ataque y pone a correr a los rivales. Es un jugador que puede sacar faltas en las cercanías del área o penales, además que también tiene gol. Sus relevos generalmente no aportan lo mismo al momento de entrar de cambio.

"Un jugador como Ro-Ro te anota o hace un pase de gol en cualquier momento, no puedes renunciar a él, es de los que yo no movería, él es un jugador creativo de ataque, provoca jugadas de gol, es como quitarle la muleta a un renco, con eso se cae.

“El Cusuco es uno de los cambios fijos de Arnáez y en mi opinión como técnico yo también lo pondría de delantero, tener un tipo de esos en los bordes del área es terrible, la habilidad vale mucho y en ataque generalmente es gol. Hay casos como los de Romario por citar un ejemplo, medía escaso 1,70 metros, pero cuando tenía la bola era muy difícil marcarlo”, dijo el emblema de Barrio México.

Defensa deja dudas
Los heredianos aprovecharon el domingo por el sector derecho donde estaba Allan Miranda para hacer daño. Foto: Rafael Pacheco.
Los heredianos aprovecharon el domingo por el sector derecho donde estaba Allan Miranda para hacer daño. Foto: Rafael Pacheco.

Uno de los puntos en los que más ha sufrido el cuadro erizo este torneo es en la defensa, en el que las lesiones no le han dado tregua y ha tenido formaciones irregulares, sin poder consolidar una zaga y tras de eso, el técnico no ha podido encontrarle la comba al palo.

La ausencia de un lateral derecho natural y la baja principalmente de Kenner Gutiérrez como el líder de defensa ha generado un hueco que no se ha llenado, refuerzos como el de Allan Miranda no han logrado acomodarse ni por un lado ni el otro.

“Hay un vacío ahí, hay una cosa que se llama presencia y en ese puesto es vital, necesitas a alguien de pata fuerte, por ejemplo, Saprissa tiene al argentino Cabral, en la Liga los defensas tienen debilidades físicas que se ven en la cancha y no se ganan el respeto del rival”, comentó Rojas.