Por: Andrés Mora.   13 junio

Los más de cuatro mil ticos que estarán en Rusia para la Copa del Mundo verán como la chochosca rinde más en tierras mundialistas que en Tiquicia.

En las afueras de la ciudad de San Petersburgo hay muchas torres de apartamentos como estas. Foto: Andrés Mora
En las afueras de la ciudad de San Petersburgo hay muchas torres de apartamentos como estas. Foto: Andrés Mora

La moneda rusa es el rublo, por $1 en las casas de cambio dan aproximadamente 65 rublos (depende del sitio donde se cambie la harina) por lo que un rublo vienen siendo casi nueve colones.

En San Petersburgo, por ejemplo, a una hora de distancia del centro se encuentran montones de torres de apartamentos y por lo general en el primer piso hay un pequeño supermercado, tirando a la pulpe del chino que tenemos en nuestros barrios.

En estos lugares se pueden encontrar desde frutas y verduras, hasta refrescos, helados y carnes empacadas. Realmente se encuentra de todo lo que un costarricense puede buscar, lo más complicado es saber lo que se está comprando porque en algunos casos el empaque no es transparente y el contenido se detalla solo en ruso.

La papa parece recién sacada de la tierra y tiene buen precio. Foto: Andrés Mora
La papa parece recién sacada de la tierra y tiene buen precio. Foto: Andrés Mora

Para empezar una Coca de 600 ml cuesta ₡354, la mitad que en Tiquicia, un pan cuadrado sale en ₡283, apenas para echar un montón en un saco de gangoche y llevárselo para el barrio; una bolsa de azúcar de 400 gramos ₡371, un paquete de caracolitos ₡428 y una caja de leche cuesta hasta ₡350. En Tiquicia para recodar la leche en ese precio hay que devolverse casi a los años noventa.

Estas son las bolsas de azúcar. Foto: Andrés Mora
Estas son las bolsas de azúcar. Foto: Andrés Mora

Además en verduras también hay buen precio, la papa está en ₡344 y la zanahoria a ₡433 el kilo; ambas las vimos a la venta hasta con tierra, justo como la compraban nuestros abuelos.

Para los que van a tomar sus birritas pueden estar tranquilos, los precios son más cómodos y las botellas son más grandes. La juma sale barata.

Además de las botellas de birrita tradicional, en algunos lugares están estos dispensadores de birra. Foto: Andrés Mora
Además de las botellas de birrita tradicional, en algunos lugares están estos dispensadores de birra. Foto: Andrés Mora

Y si la idea es comer en restaurantes de jama rápida, en un Mc Donalds ruso un combo bien completo sale ₡2600. Eso sí, hay restaurantes con comidas más elaboradas donde hay que pensarlo dos veces para meterse la mano a la bolsa porque son bien caritos.

Transporte en San Petersburgo

Además de las compras, andar en Uber es realmente económico, tal vez porque su litro de gasolina ronda ₡389, hasta que dan ganas de tirar una manguera desde Rusia a Tiquicia.

Para un viaje de 21,63 kilómetros, con tránsito normal, el precio fue ₡3939. Un Uber de Chepe al aeropuerto Juan Santamaría, sin ser hora pico, cobra ¢6.670 el más baratieri, el más caro ¢12.442, solo para darse una idea.

Pero se puede andar en transporte público, el metro cuesta ₡330 y el tranvía ₡229, en ambos medios podría recorrer prácticamente toda la ciudad,