Luis Quirós.15 septiembre

La rivalidad del Monstruo con cualquier club en la primera división siempre se aviva en las mejengas del torneo mayor y este domingo contra Carmelita, no se será diferente.

En este capítulo que se escribirá en el Rafael Bolaños a las 3 p. m., el talento de Luis José Herra jugará papel doble por su pasado como jugador, como integrante de ambos clubes y sobre todo por un doblete que le anotó a los morados como carmelo.

Herra, asistente, de Mario Víquez en Carmelita, señala que estos partidos siempre han sido intensos y así los vivió desde cada acera.

Luis José Herra (izq), junto a Mario Víquez, en la mejenga del Carmelita frente a Grecia en el Rafael Bolaños. Los carmelos perdieron 1-2. Fotos de Diana Méndez.
Luis José Herra (izq), junto a Mario Víquez, en la mejenga del Carmelita frente a Grecia en el Rafael Bolaños. Los carmelos perdieron 1-2. Fotos de Diana Méndez.

“Saprissa es un cuadro de respeto total y tradición y por ello sus rivales siempre se van a motivar de forma extra para hacer mejor las cosas y poder sobresalir y ahora nosotros vamos a vivir un poco ese tema”, comentó Herra.

-¿Cómo recuerda sus partidos, ya que estuvo en los dos clubes?

Siempre luchados, porque cuando estaba en el Saprissa, el Carmelita siempre llegaba a complicarnos los partidos, primero marcando muy bien y también generando opciones para ganarlos y cuando lo hice como rival morado, en el camerino hablamos de ir por todas, de demostrar que nosotros no eramos menos y con esa consigna siempre supimos como hacerle grandes partidos.

-¿Algún vez le anotó al Saprissa jugando con el Carmelita?

Sí, tuve a la oportunidad de anotarle un doblete jugando en Grecia, uno de penal y otro de cabeza, en un partido que terminó 3-3 y el técnico de Carmelita era Juan Luis Hernández.

El goleador del campeonato, Bryan Rojas del Carmelita, es la gran baja para los manudos, este domingo a las tres de la tarde contra el Monstruo. Foto prensa AD Carmelita .
El goleador del campeonato, Bryan Rojas del Carmelita, es la gran baja para los manudos, este domingo a las tres de la tarde contra el Monstruo. Foto prensa AD Carmelita .

-¿Considera que el tiempo que tienen usted y Mario de estar en el Carmelita, les permite afrontar este juego con mentalidad ganadora?

Nuestro equipo tiene una buen seguidilla de partidos jugando buen fútbol, cumpliendo con lo que se trabaja, los jugadores han tomado mucha confianza y por eso estoy seguro de que en el partido vamos a luchar con todo.

-¿Van arriesgar de forma total?

Nosotros tenemos una idea para jugar contra todo, proponiendo hacia el marco rival, entendiendo que podemos hacerlo y no sentirnos menos que los demás, fuera del rival que sea y contra Saprissa vamos a jugar igual.

-¿Esta idea es por el pasado suyo y el de Mario Víquez, que siempre iban hacia adelante?

Sí claro, es muy importante poder transmistirle a los jóvenes hoy en día, cómo vimos nosotros dos el fútbol cuando jugábamos, porque Mario siempre tuvo mucha visión para marcar y salir a la ofensiva y en el caso mío siempre era jugar hacia adelante y pensando siempre en ganar. Esto es un trabajo conjunto del Carmelita, de la Academia Wilmer López y de nosotros como cuerpo técnico.

La juventud carmela para recibir al Sapri, será comandada por el experimentado Félix Montoya. Fotos de Diana Méndez.
La juventud carmela para recibir al Sapri, será comandada por el experimentado Félix Montoya. Fotos de Diana Méndez.

-¿Ese fútbol alegre tendrá alguna reserva?

Por supuesto que sí, pero en los momentos que deba hacerse, porque nuestra primera idea es proponer con orden, porque si lo hacemos diferente puede ser peligroso.

-¿Cambiará mucho la ofensiva por la ausencia de Bryan Rojas?

Es una lástima que Rojas no esté, porque la expulsión se dio totalmente de forma injusta, perdimos a un jugador importante, pero el trabajo que hemos hecho con el resto de los jugadores es para que estén listos cuando se les ocupa y no se sienta en la cancha la ausencia de Bryan. Tenemos gente para sustituirlo y estoy seguro que el suplente indicado va a poder hacer un gran trabajo.