Agencia AP.27 diciembre, 2018

Un aficionado del Inter de Milán murió después de un enfrentamiento con seguidores del Napoli a las afueras del Estadio de San Siro.

El suceso ocurrió antes del choque del miércoles entre ambos equipos, en el que se registraron cánticos racistas, informaron el jueves las autoridades.

Pleito entre barras en Milán deja una persona fallecida. Foto: Gazzetta TV
Pleito entre barras en Milán deja una persona fallecida. Foto: Gazzetta TV

El jefe de policía de Milán, Marcello Cardona, dijo que los investigadores creen que el aficionado pudo ser atropellado por una camioneta o vagoneta durante los enfrentamientos.

Cuatro simpatizantes del Napoli resultaron heridos y al menos tres personas fueron arrestadas.

“No puedes morir por ir al estadio a ver un juego de fútbol”, dijo el ministro del Interior, Matteo Salvini.

Salvini añadió que reunirá a representantes de equipos y aficionados de todos los conjuntos de la Serie A y B para un encuentro y asegurarse que el “fútbol vuelva a ser un momento de diversión y no de violencia. Veremos si podemos hacer lo que otros no han hecho”.

Cardona dijo que solicitará que se les prohíba a los aficionados del Inter viajar a los duelos de visita de su equipo por el resto de la campaña y que la cabecera norte del Estadio de San Siro, en donde se ubican los ultras del Inter, permanezca cerrada hasta el 31 de marzo.

El Inter ganó el duelo del miércoles 1-0.

El juego también resultó manchado por los cánticos racistas dirigidos al defensor del Napoli, Kalidou Koulibaly, por lo cual el Inter deberá disputar dos partidos a puerta cerrada.

Los aficionados dirigieron sonidos de mono hacia el senegalés, quien salió expulsado después de recibir dos tarjetas amarillas, la segunda por aplaudir en forma sarcástica al árbitro después de ser amonestado.

Los insultos hacia Kalidou Koulibaly tenían malo al técnico del Napoli, Carlo Ancelotti. (Photo by Marco BERTORELLO / AFP)
Los insultos hacia Kalidou Koulibaly tenían malo al técnico del Napoli, Carlo Ancelotti. (Photo by Marco BERTORELLO / AFP)

Al concluir el encuentro, el técnico del Napoli Carlo Ancelotti amenazó con retirar a sus jugadores del campo la próxima vez que haya cánticos racistas contra alguno de sus muchachos.

Ancelotti solicitó en varias ocasiones que se suspendiera el encuentro del miércoles y que se les anunciara a los aficionados que eso sucedería, pero no se tomó ninguna medida.

El presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Gabriele Gravina, dijo que los incidentes dentro y fuera del estadio “ya no son tolerables” y que pretende simplificar las reglas para la suspensión de partidos.

No es la primera vez que mueren aficionados por enfrentamientos en Italia.

Ciro Esposito, un simpatizante del Napoli, murió 50 días después de ser baleado por un seguidor de la Roma antes del duelo por la final de la Copa Italiana de 2014.

El incidente ocurrió antes de un encuentro en el que la Roma ni siquiera participaba, aunque el duelo en el que el Napoli venció 3-1 a la Fiorentina se realizó en Roma.

Además, el policía Filippo Raciti murió durante los disturbios posteriores al duelo entre el Catania y Palermo en 2007.