AFP, Bolivia.21 mayo

La repentina muerte el domingo del árbitro Víctor Hugo Hurtado en el estadio de El Alto, en Bolivia, a 4.090 metros sobre el nivel del mar, reavivó el debate de jugar partidos a gran altitud, un tema que tiene defensores y críticos en el país.

El árbitro, de 32 años, se desmayó en el minuto 49 del encuentro por el torneo de primera división entre el equipo local, Always Ready, y Oriente Petrolero, donde juega el tico Yendrick Ruiz. Posteriormente falleció en una clínica por un segundo infarto.

El árbitro fue llevado al hospital y ahí sufrió otro infarto y murió. AP
El árbitro fue llevado al hospital y ahí sufrió otro infarto y murió. AP

El deceso motivó la inmediata pregunta en la afición deportiva y la prensa especializada: ¿Murió por efectos de la altura?

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), César Salinas, salió al paso para negar que la altitud haya matado a Hurtado, como sostuvieron algunos medios internacionales.

“Gente adentro y afuera que no nos quiere y va a tratar de utilizar este tema (para perjudicar al fútbol boliviano, cuando) ya se ha demostrado que (el juego en altitud) no afecta", reaccionó el mandamás del fútbol local y expresidente de The Strongest, de La Paz, a 3.600 metros sobre el nivel del mar.

Además, el estadio Hernando Siles, en La Paz, es el histórico cuartel general de la selección boliviana para partidos internacionales.

Salinas insistió sobre el caso Hurtado: “Sería una muerte súbita. La muerte súbita, según el médico de la selección, puede darse en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia, en una persona joven o en una persona mayor”.

El médico Erick Koziner, del club Always Ready, uno de los primeros en auxiliar a Hurtado cuando se desvaneció en el campo, señaló tras la autopsia que “no había un edema pulmonar, que en las enfermedades de altura es lo primero que se observa antes de que pase al sistema cardíaco”.

Hurtado tenía 32 años. AFP
Hurtado tenía 32 años. AFP

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, respaldó el informe que echa por la borda la hipótesis de que Hurtado haya muerto como efecto de la altitud.

“Pudo haber tenido una enfermedad de base o el colesterol alto", dijo, basado en que no había un edema pulmonar en el árbitro.

Pero reforzar los criterios de que la altura no tiene efectos peligrosos para la salud, Salinas dijo que la FBF “ya tomó la iniciativa de invitar a cuatro profesionales especialistas en el tema para que emitan un informe muy clínico, muy médico", en un plazo de 10 días.

El estadio se ubica a más de cuatro mil metros de altura. AFP
El estadio se ubica a más de cuatro mil metros de altura. AFP