GDA .27 octubre

Los regresos a casa no siempre son agradables y menos cuando te desconocen.

Gustavo Matosas, extécnico de Costa Rica y centro de la polémica en los últimos días debido a acusaciones de corrupción, volvió al estadio de León, pero ahora como rival, y (otra vez) se fue mal, con una derrota de 3-2 el sábado por la noche.

Matosas no levanta cabeza desde que renunció a la Sele a inicios de setiembre. Archivo
Matosas no levanta cabeza desde que renunció a la Sele a inicios de setiembre. Archivo

Pero eso no es lo más grave, lo peor es que el uruguayo puede quedar fuera del fútbol de dos a cinco años si se comprueba que participó de forma fraudulenta en el traspaso de Matías Britos al León.

“Tengo que hablar con la gente del club para ver de dónde salieron esas cosas, no puedo hablar más al respecto”, dijo el uruguayo, cuando fue abordado sobre el tema.

Después comenzó a divagar sobre lo bien que lo tratan cada vez que va a León, a pesar de haber perdido.

De la derrota en sí, indicó que “no me gusta perder. La vuelta a México hay que recorrerla y más cuando llegas a un equipo armado. Hay que asimilar los golpes. No tengo nada que reclamar”, añadió.

Y cuando se le volvió a preguntar al respecto de aquella grabación, se limitó a decir: “Necesito tiempo para ver las cosas, cómo fue armada esa grabación, es muy rara. Voy a juntarme con la gente del club, es lo más conveniente, buenas noches”, y se fue.

El León ganó al remontar con goles de Pedro Álvarez (autogol), Ángel Mena y Jean Meneses. Por el San Luis marcó Nicolás Ibáñez en dos ocasiones.