AFP .1 junio

Mauricio Pochettino admitió este sábado estar “decepcionado” tras perder la final de la Liga de Campeones contra el Liverpool 2-0, reconociendo que un tempranero penal “ha cambiado los planes” de su equipo.

Sin duda alguna que el Paté Centeno debería ponerle atención al sudamericano que no puso una sola excusa ante la imposibilidad de ganar la final de la Champions.

Mauricio Pochettino sigue sin estrenar su palmarés como técnico y todo indica que no seguiría en el Tottenham. AFP
Mauricio Pochettino sigue sin estrenar su palmarés como técnico y todo indica que no seguiría en el Tottenham. AFP

"Una final es para ganarla y no se trata de quién merece más o cómo se juega, si tiene más o menos el balón, lo que hay que hacer es ganarla, porque nadie va a recordar si merecimos más”, comentó Pochettino.

Se va dolido también porque no se le dio la alegría del triunfo a sus seguidores

“Ahora estamos muy decepcionados, ya que no hemos podido premiar a nuestra afición en esta final”, dijo.

El argentino apuntó que tenían claro que hacer para ganar.

“Antes del partido habíamos hablado que lo importante es ganar, no cómo se juega y hoy haber concedido ese penal nos cambió los planes, ha sido difícil jugar a partir de ese momento”, expresó Pochettino, en referencia al gol de Mohamed Salah en el minuto 2 del encuentro, después de transformar una pena máxima.

“Nos ha faltado un poco de peligrosidad, de agresividad. No hemos sido muy peligrosos y para el Liverpool fue muy fácil defender. Hasta esos últimos quince minutos, donde lo intentamos con todo, pero no creamos grandes ocasiones para marcar”, concluyó.