Por: AFP .   14 noviembre

Brasil y Argentina se miden este viernes en Riad, Arabia Saudita, en un amistoso de máxima rivalidad en el que la Albiceleste, con el regreso de Leo Messi, buscará vengarse de la derrota sufrida en semifinales de la Copa América contra la Canarinha.

Messi retorna a la Albiceleste contra Brasil luego de tres meses de suspensión por haber criticado duramente a la Conmebol durante la Copa América, que concluyó en julio.

Messi fue castigado por criticar a los árbitros en la Copa América de este año. AFP

Aunque apenas pasaron 4 meses y medio de la polémica semifinal continental de Belo Horizonte en la que Brasil derrotó 2-0 a Argentina con una actuación arbitral muy criticada por los visitantes, la situación parece bien distinta ahora en los dos conjuntos.

Tras coronarse en la Copa América, la selección brasileña encadena cuatro partidos sin ganar, todos ellos amistosos: una derrota contra Perú y tres empates contra Colombia, Senegal y Nigeria, lo que le ha valido duras críticas al seleccionador Tite, quien no podrá contar con el lesionado Neymar, su máxima estrella.

En el otro lado, Argentina, tercera en la Copa América, parece haber puesto fin a su eterna crisis de juego e identidad de la mano de Lionel Scaloni.

La Albiceleste, en pleno proceso de renovación, goleó recientemente a México (4-0) y Ecuador (6-1) y empató contra dos rivales fuertes, como Chile y Alemania, en todos los casos sin su capitán Messi.

El partido será el penúltimo que disputarán ambas selecciones este año y también el penúltimo antes del inicio de la fase de clasificación para el Mundial de Catar de 2022, por lo que se espera que ambos técnicos aprovechen para hacer las pruebas y modificaciones necesarias antes del regreso a las eliminatorias.