Andrés Mora, Keyna Calderón.1 septiembre, 2019

En las grades del Rafael “Fello” Meza hay un aficionado que corre igual o más que los jugadores en cada partido.

Se trata de Adrián Andrés Campos Alvarado, mejor conocido en la ciudad de las brumas como Miloc.

Adrián tiene todo listo para este domingo ir al estuche y meterle bonito para que la afición apoye los 90 minutos. Famoso Miloc. Foto: Keyna Calderón
Adrián tiene todo listo para este domingo ir al estuche y meterle bonito para que la afición apoye los 90 minutos. Famoso Miloc. Foto: Keyna Calderón

A sus 39 años, Adrián es un personaje parecido a Germán Valverde (el popular Caca e’ gato, que en paz descanse) o Alejandro Zúñiga (conocido como Chambers), de esos que nunca abandonan.

Miloc, vecino de San Rafael de Quircot, de Cartago, pasa las mejengas en una pura carrera y cuando cae un gol azul, corre de lado a lado con la bandera. En algunas ocasiones se le ve en el sector de sol y en otras en sombra.

“Espero que este año sí seamos campeones y levantemos esa copa”, Miloc.

Campos se dedica a hacer mandados a la gente que trabaja en el mercado Municipal de Cartago o en otros comercios cercanos y de noche estudia en la escuela Jesús Robles Morales, donde está sacando la primaria.

¿Usted siempre anda en carreras?

Sí me pego las carreras, gracias a Dios el aficionado siempre me dice que corra y siempre corro en las graderías. Corro cuando hay goles, pero también me gusta que el aficionado se apunte y salgan contentos. Lo hago para levantar el ánimo de la afición cuando están aburridos. Me dicen ‘Miloc, ponga el ambiente’ y le pongo.

¿Desde hace cuánto corre por las graderías del estadio?

Desde que tenía 28 años, fue algo que me nació hacer de repente, empecé a correr y correr y levantar a los aficionados haciendo el ole por un lado y el ole por el otro. Al principio la afición era quitadilla, pero ahora sí se apuntan conmigo. A veces me dicen ‘Miloc, haga el ole para que levante al jugador’.

La bandera esté recién estrenada para este torneo. Foto: Keyna Calderón
La bandera esté recién estrenada para este torneo. Foto: Keyna Calderón

¿A cuáles equipos les gusta más cantarles el ole?

Cuando viene Saprissa, Heredia o La Liga. Yo lo hago más que todo para levantar el ánimo de los jugadores y del aficionado del Cartaginés.

Cuando se pega esas carreras, ¿la gente le estorba o más bien le abren campo?

En sombra sí me dejan pasar, pero en sol me cuesta más, además, como en cada portón hay seguridad, aveces cuesta que me dejen pasar, pero el mismo aficionado pide que me dejen pasar para yo correr ahí.

¿Cuál partido vivió más intensamente?

Definitivamente aquella final contra Heredia. Ha sido el único partido en el que he llorado, me vine para el parque y me puse a llorar.

¿De dónde agarró la bandera con la que corre en el estadio?

Esta que ando ahora (mide como un metro de ancho) me la compré esta semana para ir a hacer el olé al estadio porque a cada rato la cambio, la anterior se la regalé a mi hermana. La primera bandera que tuve era pequeñita y la compré en un tramo.

¿Esto lo hace dentro o sólo fuera del estadio?

Tanto adentro como afuera. Claro, los jugadores se dan cuenta. Me llevo bien con muchos de ellos. Recuerdo una vez que (los jugadores) me llevaron a celebrar el cumpleaños a un restaurante en Tejar, como hace dos años.

Siempre anda un radio, ¿por qué?

Para escuchar los partidos (no sólo de Cartago). Este último lo compré hace poco y el primero que tuve fue uno que me regaló la gente del mercado hace como diez años. En la casa también lo uso para escuchar los partidos, sólo que hace unos días se le quebró la antena y ya no lo puedo usar.

¿Quién le puso Miloc?

Fue en la época en que jugaba Heriberto “Chimi” Quirós, él y todos los jugadores me pusieron así porque cuando entrenaban me iba a verlos y me decían que fuera con ellos y yo me iba. Miloc era un entrenador que tenían ellos y me pusieron así.

No afloja, siempre pasa a toda velocidad levantando los ánimos de la afición. Foto: Rafael Pacheco
No afloja, siempre pasa a toda velocidad levantando los ánimos de la afición. Foto: Rafael Pacheco

¿En cuál partido ha corrido más?

Todos los partidos los he corrido, pero más cuando juega contra Santos, siempre me da por correr, ¡me entra una adrenalina!

¿Cómo salió tan fiebre al Cartaginés?

Desde que tenía como diez años, que iba con mi papá al estadio (don Carlos Campos), iba con un uniforme del Cartaginés, desde chiquitillo me nació ese amor por el equipo.

¿Qué siente cuando la gente se apunta a su carreras?

Me siento muy orgulloso y contento, cuando paso por sol y sombra y la gente se apunta o voy pasando y me piden que lo haga.

¿Cómo ve al equipo en este torneo, le ve futuro?

Yo en este torneo lo veo muy diferente, con muchos cambios con relación al torneo anterior y espero que sigan adelante y que jueguen como debe ser los otros partidos. Espero que lleguen a las semifinales porque sí lo van a lograr (todo esto lo dijo antes de la goleada que le pegó la Liga a Cartaginés).

¿Qué le dice su familia cuando lo ven por tele o lo mencionan en alguna de las transmisiones?

Mi mamá se pone toda feliz cuando le cuentan que me vieron en tele.