Por: Andrés Mora.   14 marzo
No debe estar nada contento el técnico del Team, después de conocer su sanción y la de sus jugadores. Fotografía José Cordero
No debe estar nada contento el técnico del Team, después de conocer su sanción y la de sus jugadores. Fotografía José Cordero

El berrinche que hizo Jafet Soto, técnico del Herediano, contra el árbitro Juan Gabriel Calderón después del partido contra Grecia del domingo pasado, le costó ¢400 mil.

"Después de un análisis del video de la conferencia, el Tribunal Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) multó al técnico por las declaraciones contra el cuarteto arbitral", dice el comunicado de prensa.

"El Tribunal consideró que dichas declaraciones ponen en tela de duda la honorabilidad del árbitro Juan Gabriel Calderón; la sanción se basa en el artículo 42 del Reglamento Disciplinario del Fútbol de la Primera División", agregan.

En esa misma conferencia Soto mandó a quitar el micrófono de Teletica Deportes, porque no les daría declaraciones a raíz del enredo de David Patey investigado por lavado y narcotráfico.

"El Tribunal no comparte y rechaza la actitud de Soto con respecto a excluir un medio de prensa de la conferencia post partido, y aclara que, no corresponde sanción, porque la conferencia se desarrolló tal y como se establece en el reglamento de medios de comunicación de la Unafut", indicaron.

Lluvia de sanciones grabadas

El Tribunal también castigó a Rándall Azofeifa con dos partidos de suspensión y una multa de ₡125.000, todo gracias al uso del video. "Se determinó que incurre en una agresión contra el jugador de Grecia Allan Alemán, en un altercado que se dio al final del juego".

Por ese mismo hecho, Alemán recibió dos partidos de suspensión y una multa de ₡125.000 por golpear a un adversario (Azofeifa) sin estar en disputa el balón. Además, el jugador griego recibió un partido más de suspensión y una multa de ¢75 mil por formular reclamos en contra del cuarteto arbitral.

Junior Diaz, lateral del Team, fue suspendido un juego y una pena económica de ₡75.000 por expulsión.

Pablo Azcurra, de Pérez Zeledón, también vio la roja ante Alajuelense y fue sancionado con un partido de castigo y 75 rojitos.

Esa misma sanción, y por el mismo motivo, recibió el liberiano Félix Montoya, tras el juego ante Santos de Guápiles.

Por último, Rafael Rodríguez, de la Universidad de Costa Rica, recibió dos partidos de castigo y un teja grande de multa al ver la roja directa por agarrar a un rival e impedir una oportunidad manifiesta de gol en el juego contra Limón.