Diario ABC.14 febrero

Rudolph “Blaze” Ingram es un niño de siete años que gracias a su velocidad se ha convertido en un tema viral en Internet

El pequeño Ingram tiene buena pinta, habrá que darle tiempo para ver si logra consolidarse. Foto: Diario ABC
El pequeño Ingram tiene buena pinta, habrá que darle tiempo para ver si logra consolidarse. Foto: Diario ABC

Este joven estadounidense nació en Tampa, región de la costa del golfo de Florida, y entre sus logros es capaz de correr los 60 metros planos en 8,69 s y los 100 metros planos en 13,48 s una velocidad muy superior a la de sus rivales en este tipo de pruebas.

Tal es su superioridad sobre las pistas que muchos le ven como el futuro Usain Bolt, quien es considerado el hombre más rápido del mundo.

Son muchos los que incluso le ven como el encargado de asumir el puesto del atleta jamaicano, quien abandonó las pistas en el 2017.

Su velocidad ha conseguido aglutinar a más de 300.000 seguidores en su cuenta de Instagram, donde se hace llamar «Blaze The Great» (Blaze el Grande). No obstante, su juventud obliga a ser cauto respecto a su futuro en el atletismo, aunque de momento ya ha logrado la admiración de todos aquellos que han visto sus habilidades.

Lo cierto es que todavía tiene tiempo de mejorar su marca hasta superar el récord mundial de los 9,58 s de Bolt alcanzados en el año 2009, si así lo desea.

De momento, el pequeño se divierte con el deporte. Y no solo con el atletismo. También es muy bueno en fútbol americano. Su fama corrió como la pólvora cuando LeBron James retuiteó un video de Ingram en el que queda en evidencia su superioridad sobre el resto de compañeros.

Ingram es tres veces ganador de la American Amateur Athletics Union (AAU). Tiene ganadas 36 medallas, de las cuales 20 son de oro. Además de eso, recientemente ha ido nombrado jugador más valioso de su equipo de fútbol americano (Tampa Ravens) por su fabulosa temporada -anotó 10 touchdowns en total.