Andrés Mora.12 enero

Tal parece que Cartaginés no puede ganar puntos sin sufrimiento. Y así empezó el Clausura 2020, pues le tocó batallar hasta el último segundo para sacar un empate (2-2) ante el Santos.

Marcel no aguanta nada, y ya empezó con el pie derecho su torneo. Foto de Jorge Castillo
Marcel no aguanta nada, y ya empezó con el pie derecho su torneo. Foto de Jorge Castillo

De por sí que los guapileños parecen estar ceñidos con los brumosos porque siempre les complican la vida, al principio o al final de los campeonatos la historia siempre es la misma, en el Fello Meza o en el Ebal Rodríguez, no importa el día ni la fecha, eso da igual, siempre los ponen a sufrir.

Fueron dos estilos muy claros, Hernán Medford ofensivo, y Johnny Chaves aguantando, sacando agua del bote y contragolpeando.

Le tocará duro al Pelícano, su equipo dio todo en la cancha, pero no alcanzó, por lo menos en esta jornada uno.

Durante los primeros 45 minutos se dio un pique bastante bueno y emocionante en las porterías. Darryl Parker del lado azul y Douglas Forvis del rojo se lucieron una y otra vez hasta que no pudieron más.

El primero en demostrar que estaba en todas fue Forvis al 17, al rechazar de puños un latigazo de Cristopher Núñez.

Puede rajar Santos que es un dolor de cabeza para los de la Vieja Metrópoli. Foto de Jorge Castillo
Puede rajar Santos que es un dolor de cabeza para los de la Vieja Metrópoli. Foto de Jorge Castillo

Parker respondió como los grandes dos minutos más tarde, cuando el gigante estadounidense, Chimdum Mez, estaba listo para matar, tras un gran centro de Juan Diego “Chino” Madrigal.

Al minuto 27, se presentó una de las mejores tapadas del día. Paolo Jiménez sacó un centro que quedó perdido, Manfred Russell se encontró la pecosa y tocó de derecha, parecía que el balón iba a terminar en el fondo, pero Douglas se estiró y con su mano izquierda la lanzó al tiro de esquina.

Diez minutos pasaron y Darryl se lució para salvarle una torta a Daniel Chacón que perdió la bola frente al área. Mez se fue solo, pero el portero brumoso le achicó y frenó el remate, la bola iba lentamente para adentro y ambos se echaron un pique y fue el guardameta el que ganó y se ganó los aplausos de los presentes.

La salvada heroíca de Parker motivó a los suyos y al 42 en una jugada de tiro de esquina, por fin Cartaginés pudo abombar las redes del Santos.

Fue en un tiro de esquina, Russell cobró y la bola cayó directo a la cabeza de Marcel Hernández que aprovechó que estaba totalmente solo para cabecear fortísimo y meter el uno por cero.

Con goles Marcel Hernández se ha ganado el cariño de los blanquiazules. Foto de Jorge Castillo
Con goles Marcel Hernández se ha ganado el cariño de los blanquiazules. Foto de Jorge Castillo
Porterías aflojaron

En la segunda parte las porterías aflojaron y llegaron más golcitos.

El empate cayó rápido y gracias a uno de esos contragolpes mortales del equipo de Chaves; Kenny Cunningham se escapó por derecha, sacó un buen centro que no pudo cerrar en el primer palo Chimdum, pero que sí pudo clavar Brayan López, ya que lo habían dejado solo, nada más la empujó con su pierna izquierda.

Con el gol los visitantes se la creyeron y se fueron encima de los locales. Santos aprovechó a medias el mal momento blanquiazul porque solo hicieron un golcito, pero pudieron ser más.

El segundo tanto guapileño cayó al 75, cuando Miguel Tercero sacó un inesperado remate de derecha desde fuera del área, Parker rechazó, pero muy corto, la bola quedó en el aire y Yeremy Araya con un brinco acrobático la pegó de zurda y puso el 2-1.

Yeremy apenas tenía siete minutos en el terreno de juego.

El panorama estaba color de hormiga para los locales. Hernán no escatimó y mandó a la cancha a Giovanni Clunie para pulsear algo.

Los brumosos se salvaron que al 80 a Jemark Hernández se le olvidó que en el área no puede marcar con las brazotes extendidos y el balón le pegó en la mano, penal clarísimo que le devolvió el alma al cuerpo al Cartaginés. Desde que Benjamín Pineda pitó el delantero cubano agarró la pecosa.

Marcel con confianza engañó a Forvis y puso el dos por dos definitivo, metiéndose además desde la fecha uno en la pelea por el goleo y demostrando que valió la pena el esfuerzo económico que hizo el cuadro brumoso para renovarlo.

El cierre de la mejenga fue intenso, Cartaginés pudo ganar y si Santos no se hubiera dedicado a perder tiempo con suerte se jalaba la torta.

Desde el punto de penal Cartaguito salvó un punto. Foto de Jorge Castillo
Desde el punto de penal Cartaguito salvó un punto. Foto de Jorge Castillo