Andrés Mora.21 junio, 2018

Óscar Ramírez, entrenador de Costa Rica, habló por primera vez este jueves de la semana convulsa que vivió el equipo desde el lunes pasado, luego de un enfrentamiento entre Johan Venegas y Giancarlo González jugando "monito", así como el mensaje anónimo que circuló por WhatsApp donde se hablaba, con nombres y apellidos, de jugadores que no apoyan el entrenador.

La Tricolor soltó piernas este jueves con miras al choque de este viernes ante Brasil.
La Tricolor soltó piernas este jueves con miras al choque de este viernes ante Brasil.

Ramírez mantuvo el discurso de la inexistencia de divisiones, aunque sí dijo que si alguien está pasando información interna del grupo, deberá hacer algo.

"A nuestro pueblo no nos gusta perder, somos un poco autodestructivos, está el tema de apuestas que hacen (los jugadores) y yo no he tenido que intervenir, son muchachos muy educados los que tengo ahí.

"Si alguien ha pasado información no es correcto, y se los he dicho, que tomaría las decisiones que tenga que tomar", comentó el extécnico de la Liga.

Recordemos que en el bien escrito mensaje de WhatsApp se señaló que el domingo luego de la derrota ante Serbia, un grupo se fue contra Venegas y David Guzmán, que a Ramírez no le gustó que eso pasara y que él solo cuenta con el apoyo de Luis Marín dentro del cuerpo técnico.

Ramírez no ve bien que alguien de adentro de la Sele esté filtrando información de lo que pasa en el equipo.
Ramírez no ve bien que alguien de adentro de la Sele esté filtrando información de lo que pasa en el equipo.

Del juego ante Brasil este viernes, a las 6 de la mañana, el exvolante confirmó que la única variante en la alineación será la titularidad de Bryan Oviedo por Francisco Calvo.

"Brasil es una selección que Tite ha logrado equilibrar, tiene en la parte individual muy importante, es un equipo que le gusta la parte táctica ,solida; cuesta tomarla desprevenida", añadió don Óscar.