Sergio Alvarado.31 octubre, 2018
En 120 Minutos se tiró un bombazo que sin lugar a dudas traerá cola. Foto: José Díaz.
En 120 Minutos se tiró un bombazo que sin lugar a dudas traerá cola. Foto: José Díaz.

La bomba que tiró el expresidente de la Comisión de Selecciones Adrián Gutiérrez en el programa 120 Minutos de Radio Monumental, generó todo tipo de reacciones y comentarios entre los aficionados.

Muchos consideran que la actitud de los jugadores de la Tricolor Keylor Navas, Bryan Ruiz y Celso Borges deja mucho que desear.

Gutiérrez comentó que un día después de que la Sele llegara de Brasil 2014, esos tres jugadores se reunieron con el entonces presidente de la Fedefútbol Eduardo Li y le exigieron que el técnico Jorge Luis Pinto no siguiera en su cargo, ya que de lo contrario “somos capaces de perder los partidos que sean con tal de que lo quiten”, contó el doctor Gutiérrez.

Para el periodista Pablo Guzmán, director del espacio en el que el exfederativo tiró la bomba, la imagen de los jugadores queda afecta ante los aficionados.

“Yo creo que sí se afectó completamente (su imagen) y siento que el doctor no lo hizo con esa intención, si ves la conversación fue como muy fluida, él estaba contado anécdotas y nosotros tampoco insistimos en eso porque no estamos con la idea de generar polémica, pero si creo que combinado con los malos resultado, distorsiona la imagen de ellos, como que todo se junta”, indicó Guzmán.

Para el mero mero de los deportes en Repretel sería bueno escuchar todas las versiones para ponerlas en una balanza.

“Igual debería hacerlo Pinto, quien creo que muy probablemente va a hablar después de lo que se dijo, hay muchas cosas que casi cinco años después siguen saliendo, creo que la responsabilidad de todos es que, si sale algo, lo aclararen”, destacó el periodista.

Para Guzmán sería conveniente que Pinto diera su versión de la historia. Carlos González
Para Guzmán sería conveniente que Pinto diera su versión de la historia. Carlos González

En el espacio también estaban los comunicadores Rodolfo Mora y Maynor Solano. La confesión de que los jugadores serían capaces de dejarse perder partidos se dio a eso de las 10:30 a.m.

Aunque el peso de las acusaciones es grave, Pablo y Maynor creen que la Sele no puede darse el lujo de no llamar más a estos jugadores, tanto por su aporte como por la manera que trabaja el nuevo seleccionador Gustavo Matosas.

“Puede ser que haya habido equivocaciones, pero así como ellos se equivocan en algo, tienen todo el derecho a remediarlo si así lo hicieron, creo que no nos podemos dar esos lujos. Lo que sí creo es que el nuevo técnico tiene que llegar con mano dura, imponer respeto, dejar claras sus condiciones y quién es el que manda”, indicó Guzmán.

Solano, por su parte, confía en la experiencia y capacidad de Matosas para manejar este tipo de casos.

"Si lo que dice el doctor es tal cual, decepciona, porque uno confía en la honestidad ética y moral de los jugadores, a mí no me pasaría por la mente que los jugadores de la selección de Costa Rica quieran perder partidos al propio, ya que los principales perjudicados son ellos.

Gustavo Matosas necesita mano dura y carácter con la selección, según lo dicho por los periodistas de Monumental. Foto: Rafael Pacheco.
Gustavo Matosas necesita mano dura y carácter con la selección, según lo dicho por los periodistas de Monumental. Foto: Rafael Pacheco.

“Por la experiencia de Matosas, su carácter y las condiciones que está poniendo, esto no le tiene que preocupar en lo absoluto, porque además al futbolista costarricense cuando le hablan con acento actúa diferente y acata más, como que se pone más las pilas y se ordena más”, dijo Maynor.

Solano, además, halagó la sinceridad y manera directa de hablar de Gutiérrez, al que consideró valiente y como una voz autorizada por todo lo que pasó en su época en la Fedefútbol. El doctor era el jefe de la delegación tica en Brasil 2014.

Según sus protagonistas, esta es la bomba más fuerte que se ha dado en el programa, desde que nació hace cinco años. De seguro aún hay mucha tela por cortar.