Andrés Mora.14 septiembre

Paulo César Wanchope fue presentado este viernes como nuevo técnico del Herediano, solamente seis horas y media después de conocerse oficialmente su salida del Cartaginés, al cual dejó en el noveno lugar con apenas nueve puntos en diez partidos.

Don Vicente le entregó a su hijo el sueter de herediano que lucirá a partir de hoy. Foto: Grupo Nación
Don Vicente le entregó a su hijo el sueter de herediano que lucirá a partir de hoy. Foto: Grupo Nación

Chope le agregó una mancha más a su carrera como técnico, la cual dista mucho de su excelente trayectoria como jugador.

Paulo tuvo 14 grandiosos años como delantero, empezó a brillar con el Team lo que le permitió dar el salto a Inglaterra donde jugó con el Derby County, West Ham y Manchester City; después se fue para España donde estuvo en el Málaga; estuvo en Catar con Al-Gharafa; en Argentina vistió la camiseta de Rosario Central; también jugó con Tokio en Japón y Chicago Fire de los Estados Unidos, hasta ahí solo respeto había ganado.

Pero ahora lleva 10 vueltas al calendario como técnico y no pega una. Le ha faltado suerte y a su paso deja muchísima gente inconforme. Incluso, una parte de la afición rojiamarilla está inquieta con su regreso al Estadio Eladio Rosabal Cordero.

" Quiero agradecer por la confianza, por la oportunidad de regresar a una institución grande", Paulo César Wanchope.

Y es que justamente con el equipo florense debutó como técnico en el 2008, pero ni fu ni fa, según datos del periodista Luis Quirós, dirigió 30 partidos, en los que sumó 11 victorias, 9 empates y 10 derrotas, apenas se fue con un rendimiento del 47%.

Wanchope, este viernes en la presentación con su nuevo club, le prometió a los rojiamarillos que se los va a ganar a punta de buenos resultados, aunque comentó que la mayoría lo quiere y le quedó eso claro cuando visitó el estadio Eladio Rosabal Cordero con los brumosos.

“Vuelvo acá después de muchos años y con mucha ilusión de hacer las cosas bien, la estructura es fuerte, hay mucha más seguridad a la hora de hacer un trabajo por la parte administrativa, deportiva y financiera, eso da tranquilidad para la exigencia, lo de Cartraginés ya es el pasado, creo que es una situación que todos ya conocen y no creo conveniente hablar de eso, con mucha ilusión y ganas, con mucha pasión voy a defender con el alma todos los objetivos que nos vamos a trazar”, dijo.

Carrera llena de tropezones

Después de su debut en el banquillo florense en el 2008, estuvo como gerente de Uruguay y se convirtió luego en el asistente de Jorge Luis Pinto en la Tricolor, donde fue parte del cuerpo técnico de la Sele en Brasil 2014.

El fin de la historia ya lo conocemos, terminó peleado con el colombiano y considerado por muchos como un serruchapisos porque Pinto aseguró que Chope habló con Eduardo Li para que lo sacaran de la Sele y agregó que estuvo durmiendo con el enemigo.

Aún así, la Fedefútbol le dio la batuta de la Sele, donde estuvo por 15 juegos con un rendimiento del 42% (4 triunfos, 7 empates y 4 derrotas), y literalmente se fue agarrado del pelo, pero con un guarda de seguridad panameño, bronca que le terminó costando el puesto.

Rápido se cambió los colores Paulo. Foto: Albert Marín.
Rápido se cambió los colores Paulo. Foto: Albert Marín.

Retomó su trabajo en gerencia, pero esta vez en Saprissa, donde los principales recuerdos son el fichaje de Lemark Hernández, quien nunca gustó y que en Ligas menores cambió todo y aunque no lo hacen oficial se habla de una o varias generaciones perdidas por sus movimientos.

Los morados durante su instancia ganaron los títulos 32 y 33.

Su breve paso por el Cartaginés tampoco es para rajar, aunque el equipo blanquiazul mejoró su estilo de juego, Chope solo cosechó una victoria en diez partidos, sumó seis empates y tres derrotas, la última 3-0 ante Santos, dejando a los brumosos en el noveno lugar, con solo con tres puntos más que el colero.

En su última etapa con los azules, quienes le abrieron la puerta después de un rato fuera del mapa, deja al equipo en el noveno puesto del apertura 2018, a tres puntos del último lugar. Diez partidos dirigidos y solo una victoria, 6 empates y 3 derrotas.

“Me siento con muchas ganas, con mucha confianza, ahora los objetivos son más altos, es lo máximo que vamos a pelear y eso me llena mucho porque soy muy competitivo, me gustan los grandes retos y estos es un gran reto”, dijo en su presentación donde asistió al lado de un herediano más que especial, su padre Vicente Wanchope Kelly.

“Es sencillo tomar la decisión de venir a un club de mucha historia en cuanto a querer pelear por títulos, no voy a dejar de lado el hecho de agradecer a mi antiguo club por todo el apoyo y la apertura, me complace que entre dos dirigencias muy maduras se pusieron de acuerdo", agregó.

Paulo está a cuatro juegos de convertir al Team en campeón de la Liga de Concacaf pues Jaime de la Pava se lo dejó clasificado a semifinales, además en menos de 24 horas pasó de estar en un noveno lugar a tres puntos del descenso, a meterse en zona de clasificación, pues los rojiamarillos son terceros.

Aquí Alí fue el responsable de presentar ante la prensa a Chope. Foto: Grupo Nación.
Aquí Alí fue el responsable de presentar ante la prensa a Chope. Foto: Grupo Nación.

“Sé el sentimiento que se tiene en ese club y vamos a darlo todo para regresar por lo más alto a nivel internacional, han pasado muchas cosas, la madurez profesional que tengo hoy en día, el hecho de iniciar mi carrera como futbolista en este club se combina para que esté acá hoy”, dice Chope.

A los brumosos Chope les mandó a decir “sigan apoyando a su club, que ojalá las cosas cambien la próxima semana (hay asamblea extraordinaria), no solo por el Cartaginés sino por el fútbol nacional, es importante que el club esté bien, con inestabilidad es complicado trabajar”.

Ahora en la provincia de las flores Paulo tiene la oportunidad de levantar su carrera como DT y ganar su primer título como estratega.