Andrés Mora, Mario Cordero.23 julio, 2019
Guido y Deibis Jiménez cumplieron su sueño de jugar en primera el mismo día. Foto: Mario Cordero
Guido y Deibis Jiménez cumplieron su sueño de jugar en primera el mismo día. Foto: Mario Cordero

Los Guerreros del Sur iniciaron el torneo de Apertura 2019 tirando al agua a los hermanos Jiménez, quienes luego de dejar a un lado el nervio del debut, se preparan con ilusión para visitar este miércoles, a las 8 p. m., la Cueva donde se enfrentarán al Deportivo Saprissa.

“Para nosotros sería genial que el profesor nos tome en cuenta para este partido (ante Saprissa), para eso hemos trabajado todo este tiempo”, Guido.

Guido fue titular en la fecha uno donde Pérez Zeledón derrotó (2-0) a Limón FC y el defendió la portería. El joven aprovechó muy bien la ausencia de Bryan Segura que estaba con la selección preolímpica.

Por su parte, Deibis, quien es delantero, entró de cambio al final de la mejenga para tirarse sus primeros seis minutos en la máxima categoría.

Los Jiménez ya no son unos chamacos, el guardameta debtuta con 22 años y el goleador ya tiene 24 primaveras. Los dos golfiteños coinciden al indicar que sus ganas de triunfar son inmensas.

Cifra: 22 años tiene el portero, menor de once hermanos.

“Para nosotros sería genial que el profesor nos tome en cuenta para este partido, para eso hemos trabajado todo este tiempo. Enfrentar a Saprissa en su estadio sería otra meta que cumpliríamos”, comentó Guido.

Guido cuidó muy bien la portería de los generaleños en el arranque del apertura. Foto: Mario Cordero
Guido cuidó muy bien la portería de los generaleños en el arranque del apertura. Foto: Mario Cordero

“Incluso nuestros familiares nos han llamado para felicitarnos, porque se alegraron de vernos debutando en el mismo partido”, agregó.

Actualmente los hermanos viven en Villa Ligia, pero son oriundos de Plaza Zancudo en Golfito.

Ellos provienen de una familia numerosa, ya que son once hermanos, en la que casi todos le ponen bonito a tocar la pecosa. Guido y Deibis son los menores del familión.

“Estamos muy contentos, es un orgullo para nuestra familia que juguemos los dos juntos. Ahora me tocó a mi y necesito hacerlo bien para que me sigan dando oportunidades", señaló el portero que logró salir con el marco invicto ante la Tromba.

Por su parte, Deibis señaló que lo mejor del debut es que lograron salir con los primeros tres puntos en la máxima categoría del futbol nacional.

“Estoy contento por estar con él y ahora lo que nos queda es seguir adelante. Este debut se lo dedicamos a toda nuestra familia, que siempre nos ha apoyado”, comentó el delantero.

El juego de los Guerreros del Sur en Tibás se realizará apenas en la segunda jornada, en la que a los isidreños les tocará defender el liderato.