Deportes

Pupilos de Leroy Sherrier Lewis recuerdan al Limón que los puso en la historia

Equipo de 1981 ganó la fase regular y tenía todo lo necesario para ser campeón, pero se cayeron en la pentagonal y cedieron ante el Team

El equipo de Limón más exitoso de la historia tuvo un responsable, Leroy Sherrier Lewis (qdDg) quien le dio a la Tromba un subcampeonato nacional, luego de ganar la fase de clasificación de 1981.

Los limonenses se derrumbaron en la pentagonal final, que la ganó Herediano, equipo que finalmente terminó ganando el título de ese torneo.

Lewis, quien falleció este lunes, a los 76 años, debido al cáncer, fue el gestor de ese lindo capítulo para el fútbol limonense y nacional.

Leroy escribió historia y de la buena, ya que fue jugador del Uruguay de Coronado y de Limón, mientras que como técnico estuvo al frente de Limón, Alajuelense, San Carlos, Sagrada Familia, Puntarenas y Guanacasteca. Además dirigió a la selección nacional de Belice y al Belmopan Bandits de ese país, con el que se coronó campeón.


—  "Era amigo de los jugadores, como un papá para nosotros", Herschell Mc Lean, exjugador

La Teja conversó con tres de los integrantes de ese equipo que fue subcampeón en 1981, Dennis Marshall, Herschel Mc Lean y Catalino Fonseca, quienes coinciden al destacar que Leroy tuvo la capacidad de crear un grupo muy unido.

“Recuerdo que yo venía de ser campeón con Alajuelense en 1980 y él copió un poco el sistema de marcación de don Iván Mraz, fue un año bueno para Limón. Yo venía de la escuela de don Iván y por eso no me costó adaptarme”, explicó Catalino Fonseca.

“Era estricto, pero muy comprensivo también con los jugadores. Fue un grupo muy lindo, muy unido. Todos marcaban, todos estaban conectados, por eso casi nadie nos ganaba. Al final quizás nos descuidamos un poco.

“Lo que más recuerdo es que era muy comprensivo con los jugadores, le gustaba estar al tanto”, comentó Fonseca.

Uno de los jugadores que más creció al mando de Leroy Lewis fue Dennis Marshall, quien tiene grandes recuerdos del técnico.

“Tengo tantas cosas buenas que decir de él. Vino aquí terminando el año ochenta para comenzar el 81 y me ayudó mucho, no solo como futbolista sino porque me brindó su amistad. Era estricto, en ese momento no era un entrenador renombrado y llegó a Limón y la pegó, la sacó del estadio”, recordó Dennis.

Limón subcampeón 1981. Leroy Sherrier Lewis

Marshall reconoció que Leroy tenía sus cosas y que muchas veces era polémico.

“Cuando se ponía bravo había que tomarlo en positivo porque era para mejorar en algo”.

Marshall contó que aquel torneo del 81 la disputa en la fase regular fue con Saprissa, ya que unas veces estaban ellos de primeros y otras veces era Limón.

“El último partido lo ganamos en Heredia 2 a 1 y le quitamos un invicto (18 partidos). En la pentagonal nos fue mal. Herediano ganó esa fase y nos enfrentamos en la final y sucedió lo que sucedió y no fuimos campeones”, explicó Marshall.

Esa serie estaba pactada a tres partidos. El tercer juego se realizaría si era necesario. El Team ganó el primer juego 4 a 1 y el segundo partido, se jugó en el Saprissa, lo ganó Limón 2 a 1.

“Algunos pensaban que el tercer juego debía realizarse porque no sabían que contaba el gol diferencia.

“Ganamos la fase regular y el equipo nunca supo de que contaban los goles a favor en la final. Creíamos que se haría un tercer partido. Yo no sé si los directivos lo sabían, a nosotros nunca nos dijeron”, según relata Herschell Mc Lean.

Ese tercer partido se jugaría en el Morera Soto.

“Era un entrenador serio, muy exigente con los jugadores y amigo, como un papá para nosotros.

“Era muy amigo mío porque era agente aduanero y yo trabajaba en eso y tuvimos una buena relación”, explicó Mc Lean, quien era volante de contención.

Limón subcampeón, 1981