Por: Karol Espinoza.   6 septiembre

¡Qué “Matosas” perder así! Que en tico es lo mismo que decir, ¡qué aburrido perder así!

Costa Rica cayó 2-1 ante Uruguay después de una semana turbulenta por la renuncia de Gustavo Matosas como entrenador y demostró que hay mucho por trabajar.

De hecho, quedó claro que con el charrúa no se hizo nada en los ocho meses que dirigió al grupo, que este viernes quiso sacar el orgullo, pero no le alcanzó. ¡Con razón se aburría tanto!

El estadio Nacional no lució a reventar y Keylor Navas fue protagonista con sus tapadas, pero la Sele demostró que vive de chispazos y en defensa estamos quedados.

Celso grita su golazo ante los charrúas, lastimosamente al final se perdió el partido. Mayela López.

A Douglas Sequeira, asistente técnico, le tocó comerse la bronca de dirigir esta mejenga, pero lo que vimos en el primer tiempo dejó mucho que desear, con solo una opción clara en piernas de Rándall Leal al 38′, tras un centro cruzado de Allan Cruz desde el sector derecho, que el portero Fernando Muslera detuvo con las manos en dos tiempos.

Antes de eso solo hubo un cabezazo por encima del marco de Bryan Ruiz y un remate desviado de media distancia de Celso Borges.

Uruguay entró con todo y no consiguió el gol antes porque Navas se lució con un achique ante Matías Vecino, al minuto 21, que provocó los aplausos y euforia de los aficionados.

Antes de eso, fue José María Giménez el que mandó un cabezazo encima del marco después de un tiro de esquina.

Si en el campeonato nacional nos quejamos de lo débiles que son las defensas de Saprissa y Alajuelense, con la Sele andamos parecidos, ya que a los zagueros los tomaban mal parados, les ganaban en velocidad y los hacían cometer errores.

De hecho, el charrúa Brian Rodríguez logró entrar al área ante la salida de Navas y cuando su remate se encaminaba al fondo del marco apareció milagrosamente la pierna de Keysher Fuller para desviar al saque de banda.

Y precisamente por ese mal trabajo de la defensa fue que Uruguay encontró el 1-0, en un penal de Fuller, quien le cometió falta a Maximiliano Gómez y el árbitro jamaiquino Daneon Parchment señaló la pena máxima.

Uruguay abrió el marcador con el penal de Giorgian De Arrascaeta. Mayela López.

Pese a las porras para Navas, nada pudo hacer el generaleño ante el cobro de Giorgian De Arrascaeta, al 41′, quien con potencia mandó la bola al lado derecho del arquero del PSG.

Luego del gol charrúa, el maestro Óscar Washington Tabárez hizo un cambio por la lesión de Lucas Torreira y entró Nahitan Nandez.

Reacción rápida

Lo bueno para la Sele fue que apenas a los dos minutos del segundo tiempo cayó el empate, luego de una falta de Martín Cáceres contra Ruiz. El central señaló tiro libre en el borde del área.

Los jugadores salieron soplados a festejar el gol con Borges. Mayela López.

En la media luna, con borde interno, llegó a cobrar perfecto Celso Borges para colocar el balón al lado derecho de un Muslera que se vio mal al quedarse estático, solo vio cómo ingresaba el esférico.

Con el 1-1 parecía que veríamos otro juego y al 58′ Sequeira sacó a José Guillermo Ortiz, quien no destacó como lo está haciendo en Colombia, por Jonathan Moya.

También salió Leal por Ariel Lassiter, en una señal de la velocidad que quería aprovechar la Nacional.

Uruguay respondió sacando a Gómez por Jonathan Rodríguez, quien haría el gol del gane, y a los minutos mandó a Brian Lozano por el anotador del gol Arrascaeta.

El partido estaba parejo y Douglas hizo otra variante enviando al campo a Luis Díaz por Joel Campbell, quien andaba perdido en el campo.

Díaz mostró su sangre guanacasteca al 68′, cuando Allan Cruz le sacó bien la bola a Vecino, al charrúa no le gustó y se pecheó con el oriundo de Villarreal de Santa Cruz.

Luis fue en defensa de su amigo y le puso la mano en el pecho a Vecino, todo mundo se fue a hacer pelota y por dicha no pasó a más.

Costa Rica mandó un recado en un tiro libre de Rónald Matarrita, cabeceado por Kendall Waston a las manos de un atento Muslera, al que también probó Ruiz.

El portero necesitó atención médica después de la jugada por un tirón y los ticos hicieron una variante más dándole chance de jugar unos minutos a Francisco “el Divino” Rodríguez, ante la salida de la Comadreja.

Rodríguez entró bien y en la primera jugada reclamó un supuesto penal de Vecino que se no se pitó.

Cuando parecía que el empate sería lo más justo, vino un error de Fuller.

Todo inició en un centro al área de Cáceres por la derecha, un charrúa se agachó para dejar pasar la bola, Borges no la pudo desviar de cabeza y ahí el jugador del Herediano tocó con el pecho.

A Fuller no le dio chance de despejar la pecosa porque Jonathan Rodríguez mandó un remate cruzado para el 2-1.