Luis Quirós.12 mayo

Con su sétimo gol del campeonato, el hondureño Rubilio Castillo rescató la esperanza morada de forzar la final nacional contra los Toros.

“Rubi” anotó el gol del empate cuando la "S" estaba en desventaja y no daba señales de que podía dañar a los visitantes.

“La grandeza del Saprissa, se hará sentir en el juego que viene”, Rubilio Castillo

“Nosotros, como siempre queríamos ganar, sabía de la importancia del juego y creo que puse mi granito de arena con el gol que nos da un resultado positivo teniendo en cuenta que estábamos perdiendo”, expresó Castillo.

El catracho complicó mucho el sólido trabajo que estaban haciendo los centrales sancarleños al punto de que Luis Marín tuvo que meter a Fernando Brenes para apoyar las marcas de Rudy Dawson y Aarón Salazar.

Rubilio Castillo llega tarde a una pelota filtrada frente a la puerta de San Carlos. Marco Madrigal, se quedó con la redonda. Foto: Albert Marín.
Rubilio Castillo llega tarde a una pelota filtrada frente a la puerta de San Carlos. Marco Madrigal, se quedó con la redonda. Foto: Albert Marín.

“La afición puede estar segura de que vamos a sacar el resultado que nos permita ir a la final, porque Saprissa sabe cómo jugar esos partidos”, dijo Castillo.

Marco silenció la Cueva

Otro que tuvo méritos para ser figura de la mejenga en la Cueva fue Marco Julián, quien con su anotación tuvo silenciado el estadio morado.

Cuando Saprissa tenía el control del juego, Marco aprovechó una llegada al arco de Alejandro Gómez y anotó el gol que podría ser el del título nacional si su equipo empata a cero o triunfa este miércoles 15 en el Carlos Ugalde.

Marco Julián Mena grita a todo a pulmón su pepino contra el Monstruo, este domingo en la Cueva. Foto: Albert Marín.
Marco Julián Mena grita a todo a pulmón su pepino contra el Monstruo, este domingo en la Cueva. Foto: Albert Marín.

“La cancha no estaba como queríamos para desarrollar el juego deseado, pero hicimos un buen partido y anotamos de visita, algo que es clave y en muchos tramos del juego les complicamos el trabajo a ellos”, manifestó Mena.

Con sus corridas por los costados y a veces metiéndose entre los centrales, Marco Julián metió en problemas a los defensores de la "S".

“El resultado es positivo, pero ahora tenemos que hacerlo mejor todavía en nuestra casa para celebrar nuestro primer título”, dijo el norteño.