Deportes

Rusia se convierte en el terror de Keylor Navas, no la vio con la Sele ni con el Real Madrid

Los merengues cayeron 1-0 en Moscú en la segunda fecha de la fase de grupos de la Champions

Jugar en Rusia se ha convertido en el terror de Keylor Navas en este 2018.

Este martes el Real Madrid perdió (1-0) contra el CSKA Moscú por la segunda fecha de la fase de grupos en la Liga de Campeones, pero no muy lejos el portero tiene el recuerdo del Mundial, donde la Sele tampoco la vio.

Es el cuarto partido del año para Keylor en suelo ruso, en los que sumó tres derrotas (contra Serbia, Brasil y CSKA ) y un empate (ante Suiza), lo malo es que también le han metido seis golcitos en todas estas mejengas disputadas.

No era un buen momento para que Navas perdiera, el costarricense está en medio del debate y lucha por la titularidad con Thibaut Courtois, esto sin duda podría afectarle. Eso sí, en la anotación de los rusos no tuvo mayor culpa pues Toni Kroos regaló la bola en salida y los locales no perdonaron, apenas empezando el partido en el estadio Luzhniki.

Un resultado que altera la situación del grupo G en esta competición europea, pues el CSKA Moscú es el líder con cuatro puntos, la Roma, que le ganó este martes 5-0 al Viktoria Pilsen es segunda con tres unidades, y los merengues quedaron terceros con esa misma cantidad de puntitos.

“El Estadio Luzhniki está maldito para el Madrid: ha jugado allí cuatro veces en Champions League y no ha ganado nunca (un empate y tres derrotas). En la ciudad de Moscú no gana desde 2003 (en el estadio del Lokomotiv, con gol de Ronaldo de cabeza)”, escribió el famoso MisterChip.

Mala suerte blanca

El delantero Nikola Vlasic aprovechó un error en un pase de Kroos para hacer el gol de la victoria al minuto dos. Luego los rusos se jugaron la vida y hasta terminaron con diez por la expulsión del portero Igor Akinfeev, por doble amonestación (90′+4).

El resultado no ayuda a resolver las dudas del equipo blanco que, tras no ganar en sus dos últimos encuentros en Liga Española, cosecha ahora esta derrota.

Los palos, hasta tres, y la falta de acierto frente al marco contrario en un partido que dominó, condenó a un Real Madrid debilitado por las bajas, que acumula, de paso, tres partidos consecutivos sin anotar, algo que no le pasaba desde 2007.

El cuadro blanco llegó a suelo ruso sin Bale, Marcelo e Isco por lesión, a Sergio Ramos lo dejaron descansando en Madrid.

Para peores, los datos de MisterChip no son nada alentadores para Navas y compañía, la historia dice que el domingo podrían entrar en una histórica cifra negativa ante el Alavés, pues "el Madrid solo ha enlazado 4 partidos oficiales consecutivos sin marcar en 2 ocasiones, en sus 116 años de historia (en 1982 con Boskov y en 1985 con Amancio).