Luis Quirós.11 octubre

San Carlos sacó la casta de caméon para vencer a Santos en su casa y de paso, metió a Saprissa en un verdadero infierno.

Los Toros del Norte vencieron 3-1 a los guapileños la noche de este viernes en el Ebal Rodríguez, llegaron al segundo lugar de la tabla y mandaron al Monstruo al tercer lugar.

Sin embargo, si los morados pierden este sábado, a las 8 p. m., en el Eladio Rosabal Cordero ante Heredia, pasarían al cuarto lugar.

El juego arrancó con un Santos encima de los sancarleños. Los cuales reaccionaron de inmediato a la presión de sus anfitriones.

Osvaldo Rodríguez (blanco) de San Carlos marcado celosamente por Steven Williams del Santos. Foto Prensa AD San Carlos.
Osvaldo Rodríguez (blanco) de San Carlos marcado celosamente por Steven Williams del Santos. Foto Prensa AD San Carlos.

Y es que la victoria era esencial para ambos, Santos esperando llegar a la tercera casilla del Apertura y los norteños donde están actualmente.

Cerca del minuto 10, con un brete serio de anticipación sobre figuras como Starling Matarrita y Steven Williams, los Toros tomaron el comando del juego, porque Osvaldo Rodríguez y José Luis Cordero estaban metidos de lleno, entregando buenos servicios a los delanteros Marcos Julián Mena, Álvaro Saborío y Jairo Arrieta, generándole trabajo extra a los defensas rivales.

Johnny Chaves se pellizcó y desde su zona técnica, a punta de gritos, comenzó a sacar a sus muchachos de su medio terreno para que buscaran el marco rival.

Pero el monarca siempre madrugó al local llegando primero al gol.

En el minuto 26, el Pato Rodríguez ejecutó una falta que le cometieron a José David Sánchez, la pecosa pasó frente a la mirada de muchos jugadores en el área enemiga y nadie la tocó, ni siquiera el portero Douglas Forvis, para el 0-1.

Jairo Arrieta de cabeza anotó su gol 108 jugando en la máxima categoría. Foto Prensa AD. San Carlos .
Jairo Arrieta de cabeza anotó su gol 108 jugando en la máxima categoría. Foto Prensa AD. San Carlos .

Ante ese fallo, Santos se motivó y se fue hacia la portería de Marco Madrigal, encontrando en la recta final de la inicial el empate en la pizarra.

En el minuto 40, una falta infantil de Rudy Dawson dentro del área generó una pena máxima, la cual ejecutó de forma magistral Edder Sólorzano, para el 1-1.

Pese a la lluvia que caía en Guápiles, el segundo tiempo estuvo lleno de emociones porque el Santos salió en la segunda parte a buscar llevarse los tres puntos.

Pero San Carlos también tenía palabra en el asunto y a pesar de la fuerte presión que tenía en cima, supo cómo golpear a su rival.

En el minuto 54 una llegada por la izquierda le permitió a Mena colocar un buen servicio al área enemiga, donde apareció como un fantasma el Pamperito Jairo Arrieta, que de cabeza no perdonó para el 2-1.

Los guapileños no desmayaron, se fueron a buscar el empate, generando un choque de ida y vuelta.

Pero en esa intención por igualar dejaron el espacio necesario para que la visita aprovechara en la contra.

Al minuto 80, una llegada por el centro provocó que la redonda llegara a la zurda de Christian Martínez para el 3-1.

Var humano

Aunque la mejenga estuvo entretenida, el momento más vacilón llegó al final cuando al minuto 87 apareció el Var humano.

El árbitro Adrián Chinchilla pitó un penal y cuando Álvaro Saborío se disponía a ejecutar, el cuarto árbitro, William Mattus, lo llamó y le dijo que no hubo falta.

Chinchilla se devolvió y anuló la acción y más pitó falta al revés. El Var humano resultó mejor que el que tienen en las grandes ligas del mundo, porque fue mucho más rápido y efectivo.