Andrés Mora, Futbol Total.17 febrero, 2020

Este miércoles, en la cancha del estadio Ricardo Saprissa podría jugar Bojan Krkic, el futbolista español que nunca llegó a ser el “nuevo Messi”, como los aficionados al fútbol llegaron a pensar.

Bojan Krkic es una de las figuras que dirige Thierry Henry en el cuadro canadiense. Foto: Facebook Montreal Impact
Bojan Krkic es una de las figuras que dirige Thierry Henry en el cuadro canadiense. Foto: Facebook Montreal Impact

Bojan fue el fichaje estrella del Montreal Impact el 7 de agosto del 2019 y con su equipo enfrentará al Saprissa en los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.

En 2007 debutó con el primer equipo del Barcelona, entonces al mando de Frank Rijkaard, y en octubre de aquel mismo año se convirtió en el jugador más joven en marcar gol con la camiseta del conjunto culé. Dejó su récord en 17 años, un mes y 20 días y superó así una marca que había impuesto Lionel Messi.

Bojan se mantuvo en el Barcelona de 2007 a 2011 y su lucha por la titularidad fue durísima. Le tocó la era de jugadores como Messi, Samuel Eto’o y Thierry Henry, quien actualmente es su director técnico en el cuadro canadiense. También estaban Eidur Gudjohnsen y Zlatan Ibrahimovic.

Tras su salida del conjunto blaugrana a la Roma nunca logró consolidarse y pasó al AC Milan, donde anotó pocos goles, pero recuperó algo de nivel. Entonces el Barcelona decidió comprarlo de nuevo, pero únicamente para cederlo a préstamo al Ajax y posteriormente venderlo al Stoke City.

Krkic anotó algunos golcitos en la Champions con los culé. (AP Photo/Martin Meissner)
Krkic anotó algunos golcitos en la Champions con los culé. (AP Photo/Martin Meissner)

Después lo prestaron al Mainz, en la Bundesliga, donde anduvo flojo. Hizo un gol en 11 juegos. Regresó a Inglaterra brevemente antes de ir otra vez prestado al Deportivo Alavés para la segunda parte de la temporada 2017-18.

“La gente comenzó a llamarme el nuevo Messi y no puedes hacer nada al respecto. A los sitios ya no vas como Bojan, vas como una nueva estrella, un nuevo Messi. Cuando fui a Roma y Milán no iba como Bojan, sino como una nueva estrella, un nuevo Messi, así que si vas y juegas bien, no es suficiente, necesitas ser el mejor, necesitas ser Messi”, había explicado el futbolista.

“No estaba preparado para soportar el impacto mediático que afecta a un joven de 17 años que juega en un club como el Barça. Fue un gran shock", agregó.

Ahora, bastante lejos de la fama, defiende una camiseta del otro lado del mar, muy lejos de Barcelona y del Barca.