Ricardo Silesky.16 julio
En 84 años de vida el Monstruo ha logrado hacer muchísima historia, el tercer lugar en el Mundial de Clubes es de los puntos altos.
En 84 años de vida el Monstruo ha logrado hacer muchísima historia, el tercer lugar en el Mundial de Clubes es de los puntos altos.

El 16 de julio de 1935, o sea, hace exactamente 84 años, inició una de las historias más lindas de este país, ya que nació el Deportivo Saprissa.

Sí, mientras unos celebran un centenario, nosotros festejamos 84 años siendo el equipo más grande de este país.

Y es que honestamente me causa mucha risa escuchar a aficionados de otros clubes decir que su equipo es mejor que el Monstruo, pues eso me lleva a preguntarme: ¿en qué se basarán?

Si mal no recuerdo, el fútbol se mide por resultados y títulos y nadie en ese apartado supera a Saprissa.

No hay equipo en este país que nos supere en enfrentamientos particulares, no hay ninguno que supere nuestros 34 campeonatos nacionales (el más cercano está en 29, solo quería destacar ese número), ninguno tiene más títulos de Concacaf.

Pero hay más, solo la "S" ha disputado un Mundial de Clubes (ocupando el tercer lugar) y tiene un título como equipo del siglo (en eso estamos al nivel del Real Madrid).

Para no seguir rajando más, nada más quería añadir que tenemos un estadio que mete miedo, gracias a la afición más grande de Costa Rica, si no me creen, vean las estadísticas de asistencia a los estadios de los últimos años.

¿Quién iba a decir que en una humilde zapatería en barrio Los Ángeles, San José, iba a nacer el equipo más grande de Costa Rica? ¿Quién se iba a imaginar que de la mente de don Roberto “Beto” Fernández nacería un equipo que se robó el corazón de miles y que despierta tantas pasiones?

Es tanto lo que se podría escribir sobre estos 84 años que necesitaría miles de columnas, pero no está de más dar unos agradecimientos.

¡Gracias, don Beto, por ser el papá de un club tan ganador! ¡Gracias, don Ricardo, por regalarnos su apellido y creer desde el inicio en un equipo de niños! ¡Gracias, jugadores que han vestido con orgullo la morada! ¡Gracias, saprissistas porque entre todos hacemos más grande a este equipo! ¡Y desde ya, gracias por todos los muchos títulos que se van a venir en los próximos años!

Hoy es el cumpleaños de Saprissa, pero en realidad somos los aficionados morados quienes recibimos el regalo, pues solo así se puede definir ser parte de una institución tan grande.

¡Feliz cumple, Monstruo de mi vida!