Andrés Mora.15 julio

Este martes Saprissa celebrará su aniversario 84. Un Monstruo lleno de historia que empezó a ser noticia en Costa Rica el 1 de marzo de 1937, cuando jugó su primera final con un equipo de chiquitos.

La primera publicación de la S, así empezó todo y hoy se roba las portadas de los diarios nacionales todas las semanas. Foto: Cortesía José Antonio Pastor
La primera publicación de la S, así empezó todo y hoy se roba las portadas de los diarios nacionales todas las semanas. Foto: Cortesía José Antonio Pastor

Para aquel entonces, ya don Ricardo Saprissa era todo un personaje en Tiquicia porque, entre otras cosas, estaba metido en el Comité Olímpico Nacional, pero del equipo que fundaron un grupo de niños el 16 de julio de 1935, de la mano de Beto Fernández en una zapatería en el barrio Los Ángeles de San José, no se sabía nada.

Gira morada
El Sapri sigue de gira en México. Este lunes enfrentará a Correcaminos a las 4 p.m. (hora tica) y cierra su visita a México enfrentando a Tampico el miércoles a las 7 p.m (hora costarricense).

El título de aquella primera nota tal vez no agrade mucho a los saprissistas porque decía: “Boca Junior venció a Saprissa por el campeonato infantil ayer en el Estadio Nacional”. Pero ese fue solo el inicio, la primera final de muchísimas que han jugado y que los tiene actualmente como el equipo más ganador del país.

Aquella información salió en la página once de La Prensa Libre, junto a un gran anuncio de venta de propiedades del Banco Nacional de Costa Rica.

“Era la primera vez que el torneo se llevaba a cabo, primera vez que Saprissa participa y llega hasta la final”, comentó el historiador y periodista, José Antonio Pastor, quien recuerda que aquel cuadro de la "S" cayó derrotado por la mínima 1-0.

“En la actualidad al fútbol menor no se le presta atención en los medios, pero en aquel entonces era una novedad y entonces despertaba mucho interés entre aficionados; se jugó con muchísima gente y uno de los invitados especiales fue don Ricardo Saprissa”, agregó Pastor.

Este fue el primer equipo de Saprissa que jugó una final, la perdió pero ese día enamoraron a don Ricardo. Foto: Cortesía José Antonio Pastor
Este fue el primer equipo de Saprissa que jugó una final, la perdió pero ese día enamoraron a don Ricardo. Foto: Cortesía José Antonio Pastor

Don José Antonio recuerda que ese día marcó el futuro del cuadro morado, don Ricardo estaba acostumbrado a que los equipos le pidieran ayudas económicas, pero él al ver el esfuerzo de esos chicos y el dolor que les generó la derrota, se conmovió, bajó a la cancha y les prometió que a partir de ese momento iba a estar a su lado y nunca los iba a abandonar.

Y así fue, hasta el año de 1981 los acompañó como presidente y posteriormente como aficionado hasta 16 de agosto de 1990, día en que falleció.

Con don Ricardo metido de lleno con los niños, los medios empiezan a darle cobertura al equipo, además, porque se los llevaba a jugar a diferentes partes del país, un día estaban en Parrita y al día siguiente aparecían en San Carlos sin ningún problema.

“Quienes jugaron en el Saprissa conocieron todo el país, además era una exhibición de fútbol, aunque jugaban contra muchachos mayores pocas veces perdían, al punto que en alguna oportunidad la misma federación suspendía partidos porque Saprissa jugaba en La Sabana u otra plaza y podía competir con algún partido de la primera división”, comentó Pastor.

“Si el Saprissa hubiera llegado a la primera división sin todo esto que digo, sería un equipo más, pero generó su afición desde niños, porque uno se topaba gente aficionada al Orión o La Libertad, pero le encantaba ver a esos carajillos jugar, entonces cuando llegan a primera hay gente que tiene años viéndolos, y ya no quieren ir a Orión o al otro sino directamente a Saprissa”, indicó el periodista e historiador.

Los de Boca que le ganaron al Sapri, estaban más mamulones. Foto: Cortesía José Antonio Pastor
Los de Boca que le ganaron al Sapri, estaban más mamulones. Foto: Cortesía José Antonio Pastor
Los puso a bretear

Parte del éxito de don Ricardo con aquellos pequeños, fue que los puso a bretear con un estilo europeo que traía de su paso por el Espanyol de Barcelona.

Él fundó las primeras ligas menores que existieron en Costa Rica, era un maestro nato.

“Hacía que los chiquillos agarraran la bola contra la pared, les decía: ‘¿usted es zurdo?, lo va a hacer 50 veces, pero la domina con la derecha’, cosas que ahora vemos básicas, pero hicieron que muchísimos jóvenes mejoraran su técnica”, recordó José Antonio.

Don Ricardo Saprissa (izquierda), en la inauguración del estadio que lleva su nombre, en agosto de 1972. Foto Saprissa.com
Don Ricardo Saprissa (izquierda), en la inauguración del estadio que lleva su nombre, en agosto de 1972. Foto Saprissa.com

Por esas cosas de la vida, de aquel cuadro que generó la primera noticia del club morado, solo uno, Elías Valenciano, llegó a defender el morado en la máxima categoría.

“Valenciano siempre fue muy bueno, no subió con el equipo. Él creció en Saprissa, pero se incorporó al Orión, después pasó al Club La Libertad, jugó también con la Liga y hasta en el 52, dicen que por carambola, se incorporó al Monstruo”, explicó Pastor.

Elías tiene en su historial títulos nacionales con todos los equipos que jugó.

“Él fue seleccionado nacional y uno de los grandes jugadores de todos los tiempos de Costa Rica”, señaló Pastor.