Andrés Mora.15 enero

¡Se soltó el tigre!, pero quedó claro que por ahora no es una gran fiera que ataca mortalmente a sus rivales ni podrá rajar mucho de ella Jafet Soto, gerente general del Herediano.

Herediano le puso bonito en su casa, pero el rival no fue sencillo. Foto de Jorge Castillo
Herediano le puso bonito en su casa, pero el rival no fue sencillo. Foto de Jorge Castillo

El Team triunfó un gol por cero ante Jicaral y sacó su primera victoria del Clausura 2020.

Herediano jugó bien, principalmente en la primera parte; quedó en evidencia que los pupilos de José Giacone se entienden muy bien en el terreno de juego porque durante un buen periodo la tocaron de primera intención y se vieron muy bien.

Además le ponen muchas ganas, y eso que tuvieron al frente un rival nada dejado.

El Huracán de la península dio guerra y también dejó claro que será un cuadro complicado en el estadio de la Asociación Cívica Jicaraleña y fuera de él.

“Si hay una pelota perdida todos tienen que correr y aplicarse tácticamente. Hoy tácticamente, salvo dos ocasiones, se mostró un equipo compacto, sólido”, comentó el técnico José Giacone al final de la mejenga.

Al final de cuentas, la mejenga se resolvió muy temprano.

El gol del cuadro rojiamarillo cayó al minuto 20 después de un gran centro de Mauricio Núñez que, con cierta incomodidad, recibió Yendrick Ruiz de cabeza.

Yendrick se la dejó servida a Alberth Villalobos, quien rodeado de defensores pudo pegar la pecosa de derecha y sorprender al guardameta Luis Gabriel Alpízar, quien tuvo que ver cómo le sacudían las redes.

Luis Gabriel se lanzó con todo pero le patearon muy cerca y no pudo impedir el gol. En la foto: Jorge Castillo
Luis Gabriel se lanzó con todo pero le patearon muy cerca y no pudo impedir el gol. En la foto: Jorge Castillo

Ya con uno en el saco del rival, el cuadro local podía respirar tranquilo y manejar mejor el juego.

Nueve minutos después de abierto el marcador, por centímetros no llegó el segundo del Team. Oscar Esteban Granados sacó un centro desde el costado derecho y si Gerson Torres calzara un número más de taco, le llega y la clava.

El cuadro jicaraleño terminó la primera parte con el juego controlado y sin pasar muchos apuros. En el área florense todo estaba bajo control y Esteban Alvarado tuvo muy poca participación.

Se fueron en intentos

La segunda parte arrancó y pintaba para que los florenses hicieran más goles, pero con el paso de los minutos terminaron complicándose solos.

Villalobos pudo marcar doblete, pero no aprovechó un pase de esos magistrales de Randall Azofeifa y cuando tenía que definir llegó tambaléandose y pateó por fuera.

Jicaral lo intentó, al final casi se jala una torta. Foto de Jorge Castillo
Jicaral lo intentó, al final casi se jala una torta. Foto de Jorge Castillo

Le hizo muy bien al equipo de Giacone el debut de Keyder Bernard al minuto 67 y el ingreso de Nextaly Rodríguez, al 74, porque ingresaron enchufados.

Después de que ellos entraron crearon verdadero peligro, les ardió el rancho a los visitantes. Pasaron cerca de cinco minutos simplemente sacando agua del bote.

Mientras tanto, los intentos de Jicaral eran con remates de larga o media distancia, pero ninguno por dentro. Alvarado los sacaba con la vista.

Pero, eso sí, cuando se jugaban los cuatro minutos de reposición casi se jala una torta el cuadro de la península.

Poco trabajo tuvo el portero Esteban Alvarado ante Jicaral. Foto de Jorge Castillo
Poco trabajo tuvo el portero Esteban Alvarado ante Jicaral. Foto de Jorge Castillo

En un tiro de esquina Esteban hizo el tapadón del día, porque Carlos Soza le pateó a bocajarro y reaccionó con reflejos perfectos para tapar y alejar el balón de su área.

Fue la última jugada y se fueron con los pelos de punta los aficionados que llegaron al Rosabal Cordero.

Por cierto, muy buena cantidad de gente se hizo presente al estadio rojiamarillo a pesar de que se jugó a las 6:30 de la tarde, una hora poco común en el fútbol nacional y que no le resultó tan mal al campeón nacional.