Andrés Mora.21 julio, 2019
Los chapines lo dieron todo y no les alcanzó. La Tricolor vivió de la renta./ Fotografia : JOHN DURAN
Los chapines lo dieron todo y no les alcanzó. La Tricolor vivió de la renta./ Fotografia : JOHN DURAN

Un pésimo día de la Sele preolímpica, que dirige Douglas Sequeira, casi se pasea en la clasificación al preolímpico de la Concacaf, a pesar de que llegó a este partido, en el Estadio Alejandro Morera Soto, con ventaja de tres goles.

La Tricolor perdió 2-0 ante Guatemala y dejó los pelos en el alambre, incluso terminó pidiendo tiempo porque los chapines estaban lanzando todo al área nacional para ver si pescaban ese otro golcito que extendiera la serie a los tiempos extra.

Y eso que los guatemaltecos jugaron desde el minuto 74 con un hombre menos, pues Dani Rodas se ganó la segunda amarilla de la mejenga en un pleito que se armó.

Ahora Sequeira deberá ponerle bonito, porque se topará en la otra ronda a Estados Unidos, México, Canadá, El Salvador, dos cuadros caribeños por definir y uno más centroamericano, entre todos se definirán a los dos representantes de la región en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Randall Leal fue demasiado individualista. Fotografia : JOHN DURAN
Randall Leal fue demasiado individualista. Fotografia : JOHN DURAN

El equipo que jugó el pasado miércoles en suelo chapín no apareció, hubo poco juego de conjunto y por eso llegaron los problemas desde el pitazo inicial.

Fue una primera parte bastante movida, los porteros Bryan Segura y Mario Mendoza mostrando sus capacidades para volar, fueron protagonistas en las jugadas de peligro y salieron bien librados.

Su trabajo además fue clave para que al descanso el marcador siguiera en cero.

Costa Rica dormida

Cuando se reinició el partido, también lo hicieron los problemas para Costa Rica, Guate era el obligado y tomó esa responsabilidad en serio porque se fueron encima.

El primer gol cayó al minuto 60 en una jugada de balón parado.

Guate quedó con 10 hombres pero siguió guerreando. Fotografia : JOHN DURAN
Guate quedó con 10 hombres pero siguió guerreando. Fotografia : JOHN DURAN

Óscar Santis cobró un tiro libre desde el costado derecho, Yonatan Pozuelos cabeceó directo a marco, pero Luis José Hernández se la sacó de la línea, eso sí, el despeje se quedó cortísimo y le quedó de frente a José Ardón, quien le dio con toda el alma de derecha para que nadie la pudiera tapar.

Se envalentonaron los visitantes, casi en la siguiente jugada Pablo Arboine se jaló una torta y fauleó a un guatemalteco dentro del área, pero para suerte costarricense, el árbitro central de San Cristóbal y Nieves, Kimbell Ward, se hizo de la vista gorda y no pitó nada.

Esa jugada dejó con un colerón a todo mundo, se calentaron los ánimos en la cancha y en las bancas.

Al 79 otra vez se salvó Costa Rica, Pozuelos la tuvo para tocar la gloria de cabeza, pero el remate se elevó demasiado.

El gesto del profe Gustavo Matosas es el de todos los ticos, que no podían creer lo que estaban viendo. Fotografia : JOHN DURAN
El gesto del profe Gustavo Matosas es el de todos los ticos, que no podían creer lo que estaban viendo. Fotografia : JOHN DURAN

El que no perdonó fue Carlos Alvarado, que tenía apenas 3 minutos en la cancha porque ingresó de cambio por Rudy Barrientos.

Alvarado aprovechó que Randall Leal perdió la bola, se tuvo confianza y desde muy larga distancia la clavó de zurda, se la puso al ángulo a Bryan, que se tiró con todo, pero ni así le llegó.

Después de eso todo fue sufrimiento, se repusieron cuatro minutos y se hicieron eternos porque durante todo momento se corrió mucho riesgo de que cayera el empate.

“En el primer tiempo no tuvimos profundidad y en el segundo, sinceramente, Guatemala fue muy superior a nosotros, en manejo y actitud” comentó el técnico, Douglas Sequeira en la conferencia de prensa después del juego.