AFP .1 octubre, 2019

Todo da a parecer que la vida sin Keylor Navas es muy complicada para el Real Madrid, sobre todo en la Champions.

Los merengues recibieron al Brujas de Bélgica en el Santiago Bernabéu y por poco hacen un papelón. Apenas empataron a dos después de ir perdiendo 2-0 en los primeros 45 minutos.

Tras de eso, el portero Thibau Courtois fue el que recibió los dos pepinos y en el entretiempo lo sentaron, al parecer, por un supuesto dolor de panza. Aunque habrá que ver si es cierto porque la grada ya lo estaba silbando.

La imagen de Dani Carvajal es el reflejo de un Real Madrid perdido y en crisis. AP
La imagen de Dani Carvajal es el reflejo de un Real Madrid perdido y en crisis. AP
1 punto de 6 disputados tiene el Real Madrid

“No ha sido el resultado que esperábamos, sobre todo jugando en casa", dijo el brasileño al término del encuentro. “Es complicado remontar dos goles. Ellos han llegado dos veces y han metido dos goles. Me quedo con lo bien que hemos reaccionado en la segunda mitad”, añadió.

Pese a que rescataron un punto, los merengues siguen últimos en el grupo A, lo que despierta los temores de que se queden fuera en la primera fase, algo que nunca les ha pasado nunca en el certamen continental.

El Brujas estuvo cerca de darle un golpazo a los merengues. AFP
El Brujas estuvo cerca de darle un golpazo a los merengues. AFP
Poco acierto

Nada les salió este martes a los blancos, que tuvieron más el balón y llegaban con constancia a la puerta defendida por Simon Mignolet, a la que dispararon hasta en 27 ocasiones, pero sin demasiada suerte.

En la primera parte les costó mucho salir de la presión alta, ejercida por el equipo belga, que se adelantó pronto en un rápido contraataque culminado por Emmanuel Dennis al minuto 10, en un mano a mano con Courtois.

El gol cayó como un jarro de agua fría en el Santiago Bernabéu, donde cada llegada del Brujas ponía el susto en el cuerpo a los aficionados.

Apretados por el equipo visitante, el Real Madrid cometía muchas imprecisiones en el centro del campo, donde Toni Kroos parecía ser el único en poner calma.

Por delante, Eden Hazard siguió mostrando destellos de su calidad, pero sigue buscando su punto de confianza.

El Madrid lo intentaba por tierra y aire con balones colgados al área, como el que remató Raphael Varane de cabeza a bocajarro y detuvo Mignolet.

Cuando más llegaba el Madrid, Dennis interceptó un mal pase de Modric para irse en velocidad y hacer el 2-0 al 39′, que ponía muy cuesta arriba el partido para los merengues, que veían reproducirse los fantasmas del partido del Ajax de la temporada pasada.

Sergio Ramos debe extrañar sus momentos de alegría y descanso en Costa Rica- AFP
Sergio Ramos debe extrañar sus momentos de alegría y descanso en Costa Rica- AFP

Sin embargo, le vino bien el descanso al equipo blanco, que salió más enchufado, deseando engancharse al partido.

Casemiro al rescate

El Real se instaló en el área contraria y a los diez minutos Karim Benzema metía un centro al área que remató de cabeza Sergio Ramos para hacer el 2-1 al 55′.

Apenas un minuto antes, Dennis estuvo a punto de ampliar la cuenta para el Brujas pero en esta ocasión perdió el mano a mano con Areola, quien salió rápido a tapar.

Con los minutos corriendo en contra, Zidane movió el banquillo y metió al joven brasileño Vinicius por Lucas Vázquez, blanco de los abucheos y silbidos del Bernabéu durante todo el encuentro, descontento con su actuación.

El rey de Europa parece el bufón de la corte. AFP
El rey de Europa parece el bufón de la corte. AFP

El Brujas empezó a notar el esfuerzo desplegado en el primer tiempo con su presión alta y sus rápidos contraataques, dejando al Real Madrid dueño del encuentro.

Apareció entonces la cabeza de Casemiro, al 85′, para rematar en el área y poner el empate, que evitaba una dolorosa derrota.

El empate no acaba sin embargo con las urgencias del Real Madrid, que ya no se podrá permitir más fallos en los próximos encuentros que le quedan.