Andrés Mora.12 junio, 2018

En San Petersburgo, en Rusia, solo falta el fútbol porque la ciudad ya tiene todo listo para el pitazo inicial del Mundial.

La estación del metro en el estadio huele a nuevo, el puente está recién pintado y el fan fest montado para la fiesta, listos para la oleada de futboleros que está por llegar.

Los iraníes son los que más bulla hacen en San Petersbursgo

El primer juego acá será Marruecos-Irán el próximo viernes, razón clara por la que los iraníes fueron los más escandalosos del día. A ellos los pescamos en las afueras de la emblemática iglesia de El Salvador por la sangre derramada pegando gritos.

Ahí había uno que otro peruano, colombianos, brasileños y una mexicana que intentó hacer escándalo pero nadie le dio pelota.

Los ticos probablemente tomarán esta ciudad el próximo lunes, pues en su mayoría viajarán a Sámara donde será el primer juego ante Serbia.

Y tendrán bastante con que entretenerse pues las calles están llenas de cultura, jóvenes tocando violín, un señor haciendo música con botellas y algunos cantantes y pintores, muchos restaurantes y cafeterías para escoger.

LEA TAMBIÉN

¡Que Rusia más Teja!

Incluso, hasta de la estación del metro disfrutarán porque son cerca de 100 metros en escaleras eléctricas para subir o bajar.

Lo más tuanis es que, pese al poquito tiempo que tenemos de estar por acá, ya logramos ver la bandera tricolor ondear en varios bares y restaurantes de la localidad.