Karol Espinoza.5 febrero
El limonense Alexánder Espinoza (derecha) se comió la opción más clara para empatar. Rafael Pacheco
El limonense Alexánder Espinoza (derecha) se comió la opción más clara para empatar. Rafael Pacheco

Limón sigue comprando números para pegarse la rifa y ser el equipo descendido de este torneo o al menos para sufrir hasta el final.

La Tromba perdió este miércoles 1-0 contra Saprissa, suma solamente un punto de 21 disputados y ya solo está cuatro unidades encima de La U- Universitarios, equipo que este miércoles podría recortarle distancia cuando se enfrente al Herediano.

Lo peor para Limón es que no jugó mal ante el Monstruo, pero la falta de definición no los ayudó. La más clara fue una que tuvo Alexánder Espinoza, al 70′, quien quedó solo frente al marco y solo tenía que darle un toquecito a la bola para empatar, pero la mandó muy arriba.

“No estamos en la última posición, pero tampoco podemos descuidarnos, la cosa día a día se acorta”, Ricardo Allen, técnico de Limón.

“¿Por dónde empiezo? Si vemos la acción del gol de Saprissa, ha sido una jugada muy repetitiva en los constantes errores que hemos estado cometiendo. Hemos caído en el error de las marcas y luego de esa acción no recuerdo a Saprissa encima de nosotros”, señaló el técnico limonense, Ricardo Allen.

Para él, cuando ingresaron los morados Mariano Torres y David Guzmán, casi al final del juego, los visitantes sí tuvieron control del partido, pero antes no.

Allen sabe que tienen que estar más atentos porque La U les ha recortado. Rafael Pacheco
Allen sabe que tienen que estar más atentos porque La U les ha recortado. Rafael Pacheco

El entrenador insistió en que no les funcionó el planteamiento en el arranque y que el gol, anotado al minuto 8 por Christian Bolaños, les modificó todo.

“El gol te ayuda a manejar otras cosas, pero lamentablemente nos anotan. En el segundo tiempo arriesgamos, los cambios entraron bien, tuvimos muchas llegadas, pero el daño ya estaba hecho y eso es lo que nos está costando”, explicó.

Ricardo dijo que al inicio del Clausura la meta era ampliar la ventaja que le llevan a La U por el no descenso; sin embargo, al no darse los resultados, ahora saben que deben estar más atentos, en un momento donde la falta de triunfos les genera un grado de estrés mayor.