AFP .6 julio
Gareca vs Tite, gran duelo este domingo en la final.
Gareca vs Tite, gran duelo este domingo en la final.

Brasil salió de la penumbra con la lámpara de Tite. Perú dejó el purgatorio con las letanías de Ricardo Gareca. Responsables por el renacer y auge de sus equipos, ambos entrenadores pondrán a prueba sus poderes en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, en la batalla final por la Copa América 2019.

Aunque hoy sus anticuerpos con la afición son altos y se ha ganado abucheos en algunos partidos, Tite es el gestor de la mejor versión de Brasil de la última década.

La gran final
Brasil enfrentará a Perú en la gran final en el Estadio Maracaná a las 2 p.m. (hora costarricense). Los ticos podrán ver la mejenga por Repretel canal 6.

El entrenador de 59 años, a quienes sus dirigidos llaman el comandante, llegó al cargo en 2016 después de haber llevado al Corinthians a ser campeón de la Copa Libertadores 2012 y campeón del Mundial de Clubes ese mismo año.

Los brasileños le han dado con todo bajo las órdenes de Tite. (Photo by Luis Acosta / AFP)
Los brasileños le han dado con todo bajo las órdenes de Tite. (Photo by Luis Acosta / AFP)

Tite hizo un rediseño del equipo y trabajó para recuperar la identidad del juego brasileño, ya que a la mayoría de sus jugadores se le había alterado el alma con el frío europeo, pues se fueron a jugar a esas tierras muy jóvenes sin terminar de formar su ADN futbolístico en Brasil.

Del otro lado Gareca. El ‘Tigre’ fue el encargado de armar un equipo con jugadores que aún no habían nacido cuando Perú fue por última vez a un Mundial, en 1982.

Aunque fue un comienzo accidentado y lleno de críticas, el trabajo táctico y psicológico hizo que los jugadores peruanos creyeran de nuevo en su talento.

El Tigre no aguanta nada, es un apasionado del fútbol. (AP Photo/Silvia Izquierdo)
El Tigre no aguanta nada, es un apasionado del fútbol. (AP Photo/Silvia Izquierdo)

Así consiguió llevar a Perú como último clasificado al Mundial de Rusia 2018, tras un repechaje con Nueva Zelanda. Era el retorno del los incas a una Copa del Mundo. Aunque los eliminaron en fase de grupos, seguían siendo héroes.

Pese a estar sometido a mucha crítica, el DT de 61 años y melena de rockero responde con resultados.

Ahora están de vuelta en una final de Copa América después de 44 años, donde enfrentarán al favorito Brasil, que jamás ha perdido este torneo como anfitrión.